Musica

Loading...

martes, 23 de octubre de 2012

Reina de Selene...


http://www.youtube.com/watch?v=nz542iQchN4&feature=fvwrel
BOB DYLAN- BLOOD IN MY EYES
Como son las cosas de la vida, no sabría explicar lo que siento, nunca se me ha dado bien decir las cosas importantes, no se me dio bien pedir perdón en su momento, o sonreirle a alguien por un gesto amable, nunca se me dio bien decir te quiero a la persona adecuada, no se me dio bien enamorar, y nunca sabré decir las palabras adecuadas en el momento correcto, al igual que no se sostenerte la mirada cuando cuando te confieso lo que siento...
No sabré escribirte la canción que te mereces, ni supe darte la importancia que tenías antes de darme cuenta que podía perderte, siempre di por supuesto que lo sabías. No puedo dejar de romper mi voz cuando te imagino de la mano de tu novio, y no sabré fiarme nunca de la vida, porque hay cosas que están hechas para acabar juntas, y me da miedo averiguar que después de todo el tiempo viviendo juntos, no eramos nosotros...
Me sé todos los tópicos que se dicen cuando se está enamorado, los dije ya en su día, y de lo que me arrepiento es que no te los dijera antes a ti que a cualquier otra persona,
desde hace un tiempo voy viendo como se encamina la vida sin quererlo por un sendero que normalmente no es el que esperamos que sea y no quiero ser otra persona que se lamenta de ese error toda la vida...
Me siento a pensar en ti, y como de costumbre, me recorre un miedo atroz el cuerpo, y es que soy incapaz de verte fuera de mi vida, o me imagino que no seamos siempre nosotros mismo... y fue un día que estaba pensando eso cuando decidí ir con todo...
Aún soy capaz de perderme en tu sonrisa como el primer día que te vi, soy capaz de perder ese tren que me decías, y de alguna que otra cosa más, pero no sabría estar, sin que fueses feliz...

Al fin y al cabo sé que el mal camino por el que me lleve la vida será cualquiera que se aleje de ti, en cualquier sentido...

viernes, 19 de octubre de 2012

Las huellas de tus lunares...

Empecé a escribir sobre ti, sobre tus tatuajes, tus ojos, incluso mencioné tu sombra,
me pasé un día entero cada uno de los rincones de tu cuerpo, y las horas que podía llegar a estar en cada uno de tus lunares,
incluso recuerdo una carta que escribí a tus ojos marrones, y ellos me miraban fríos, pero llenos de lágrimas, y esas lágrimas salieron de tu alma...
Podía estar recordando las caricias de tu pelo sobre mi pecho mientras que duermes, o el ritmo de tu respiración, o lo tanto que me gustaba los estiramientos que hacías recién levantada... podría estar todo un día tumbado en la cama recordando cuando me dejabas tu olor por las sábanas, o como te levantabas los fines de semana con ganas de despertarme bailando sobre mí.
Recuerdo cuando llegaba a casa los días de lluvia, calada hasta los huesos, y lo mucho que te gustaba ponerte mi ropa, aunque te quedasen las mangas colgando y te pisabas los bajos, recuerdo el tiempo que podía pasarme recorriendo desde la punta de los dedos de los pies hasta tu cintura, y lo que me costaba encontrarme en ella cuando me perdía...
Empecé a escribir sobre ti... y me olvidé de que algún día debería dejar de soñar.

jueves, 11 de octubre de 2012

A mí... con lo que me cuesta.

Aguanté con fuerza tu mirada,
y seguí firme los pasos que dabas,
cuidé que las agujas no se te clavaran,
yo, que me perdía en los huecos de tu espalda,
en los lunares, en los labios y en tus palabras,
yo, que nunca aprendo la lección, y siempre vuelvo a confiar en alguien,
me falta valor para dejarlo todo y que no puedo escribir lo que siento...

jueves, 4 de octubre de 2012

Tardas en amanecer...



Me he perdido en cada una de tus miradas,
y sigues sin saber de mí,
te dije que no te abandonaría y no me crías,
hoy,
me mostré tal y como soy,
me sabía tus defectos y me gustaban,
no aceptaste mis derrotas,
camino solo y pensaba que estabas a mi lado,
he tenido que sacar todo lo que tenía guardado...

Me sabía tus canciones favoritas,
y como te estirabas por las mañanas,
como caminas insegura entre la gente,
intenté secar tus lágrimas,
y metí mis sentimientos en un saco con agujeros,
te escribí ese último párrafo que te hizo llorar...