Musica

Loading...

jueves, 28 de febrero de 2013

HURT

He comprendido que soy incapaz de aprender de mis errores,
entre otras cosas porque no logro acordarme de todos,
he descubierto que no tengo metas en esta vida, nada más que vivir bien y morir en paz,
y no se si se le pueden llamar metas,
vengo advirtiendo desde hace tiempo que no soy complicado, que no tengo nada del otro mundo,
y que ni si quiera salgo yo en la mayoría de mis anécdotas...
Me he decepcionado tantas veces que ya no me sorprendo,
no se lo que me espera en un futuro, pero sé que no haré realidad mis sueños,
y no se si es pereza, o que simplemente aún no se lo que quiero...
Llevo largo tiempo viviendo en modo automático, mis piernas me llevan siempre al mismo sitio
y me traen de vuelta, y últimamente la rabia me quema por dentro,
hay un dolor que me comprime el pecho y no me deja respirar, he intentado cambiar, mirar los problemas de otras formas y siempre me acaba doliendo...
Volveré a empezar otra vez, sin haber aprendido nada de lo que he perdido,
me volverá a doler, pero espero no volver a sangrar...

miércoles, 27 de febrero de 2013

Mi notable y querida Esperanza...


He probado ya todo tipo de miedos,
y ahora no siento ni dolor, ni rabia,
solo espero,
y espero que todo pase, ya no me importa el tiempo,
aprieto los puños y sangro, ya no aguanto...

He olvidado, he perdonado y me han herido,
he seguido adelante, intentando perdonar y he sufrido,
he perdido familiares, y no se muy bien a quien le importo,
y ya no me importa, solo espero,
me enciendo la ultima calada, que me hace seguir escribiendo,
contando lo que siento, perdiendo ese tiempo...

Escucho las notas de una canción que jamás escribiré,
los pupitres tienen sangre de mi tinta,
y no hay ventana que no me haga escapar,
busco esa inspiración divina, luz de luna llena,
humo y huellas, mil historias en calles desiertas, zapatillas rotas,
y tus alas negras, casi hechas ceniza...

Afrontando con fuerza y coraje,
algunas cosas indomables, hay veces que son demasiado fuertes,
hay veces, que es demasiado tarde,
un perdón, una lágrima, alguien que cure mis heridas,
solo espero, las ultimas palabras que me saquen de este infierno...

domingo, 10 de febrero de 2013

Con nostalgia...

Se respira un ambiente nostálgico, un aire frío congela poco a poco el tiempo, y las sombras se van evaporando con el humo de mi cigarro, el camino se va quedando vacío y sin señales, tardaré en llegar, no he escrito ninguna carta, esta vez no, dejaré que todo fluya como tenga que fluir, no he pedido perdón, y dejé de rezar hace años... Las calles ya no son lo que eran, se han quedado con mis recuerdos, han dejado mensajes, llantos y voces rotas de otras noches, hay algún resquicio de esperanza que se arrastra bajo el odio y la indiferencia, las ganas de vivir ya no son lo que eran, ya no se puede sonreír sin ser juzgado... He dejado mis huellas en el camino, he borrado alguno de tus besos, me quedé quieto, me volví loco, aprendí la lección y eché cuentas, me quedé solo, sin ayuda y empecé de cero, tantas veces ya, que es lo mismo que estar muerto, no lo consigo, tantas veces ya, que no lo intento...

lunes, 4 de febrero de 2013

Le digo al espejo, -Hijoputa, cuida del de enfrente...

No es cuestión de tiempo, ni de las palabras que utilizo, no es la forma que tienes de mirarme, ni saber que tardas en amanecer, tampoco es la música que suena, ni justo ese momento que lo decidirá todo, no es el verano, no es invierno, ya no son tus susurros, no hay ningún tipo de respuesta, porque no hay preguntas, no son los suspiros, ni el camino de media noche mientras aprieta el frío, no se trata de los pasos que haya dado para llegar hasta aquí, no son tus piernas la que me vuelven loco, como antes, ni la curva de tu boca, ni tus ojos, llenos de rabia cuando no eran mis palabras, no he dejado de pensar en ti, y quiero dejar de hacerlo, hace tiempo que dejé aquél banco del parque, lleno de colillas, con las últimas pisadas que me dirigían al horizonte, ese que nunca conseguimos alcanzar... No es que te haya olvidado, es que he dejado de sentir, de esperar, ahora solo me limito a pasearme por la vida, como el que solo espera a la muerte, sin nada en los bolsillos, sin música en los oídos, sin sangre que me una, he enterrado ese sentimiento de familia que había, ahora me miro en el espejo y ya no soy yo, ya no...