Musica

Loading...

viernes, 20 de diciembre de 2013

Alguien por quien volver a volver...



Llegó en el momento exacto, de calmar mi rabia y rescatarme, entre tanto humo,
justo cuando mis pasos ya no me llevaban a ningún lugar… sigo con el mismo rumbo, pero mejor acompañado.

Me han salvado de la locura de la indiferencia y la resignación, sus ojos, que tienen luz propia, suaves, hacen eco en mis silencios más crueles y me hacen creer que tengo suerte, que hay un lugar donde quedarme, encontrarme…

Llegó en el momento exacto, cuando las palabras me dejaron de curar, y todo era polvo y ceniza,
sus gestos, la forma que tiene de colocarse el pelo detrás de la oreja, con su caminar,
llegó cuando las palabras no curaban para acostumbrarme a las heridas de su silencio…

viernes, 29 de marzo de 2013

Estoy cansado de confesar mis errores a un folio en blanco,
estoy cansado de mentirme a mí mismo, de creer que puedo con todo, de no saber quien está conmigo...

He perdido ya toda esperanza, he dejado de contar mis decepciones, alegrías quedan pocas, y he olvidado lo que importa, he dejado de huir, de buscar algo de paz, de hacer la guerra, he deshecho todos mis planes, me he roto en mil pedazos y cambié de rumbo...

Me estoy dejando de exigir tanto, ya no miro las agujas de la misma forma, no paso por las mismas calle y no hablo igual, ya casi no digo nada...

sábado, 16 de marzo de 2013

Intenta dibujar en el cielo...


Siento que estoy casi muerto y mis pasos no dejan huella, que casi no levanto polvo.
No se si me he equivocado, y no valen mis disculpas...
Solo busco algo de paz, y cada día estoy más convencido que no voy a encontrarla,
no espero, ya me he cansado, parece que ya no siento.
Ya casi no sonrío, ya casi no lloro,
cualquiera puede conmigo, ya no me arrastro, ni lo intento,
no soy el que solía ser, y no quiero volver a serlo...
He perdido mucho, pocas cosas conservo,
me deshice de todo o no me quisieron, pero lo poco que tengo se agradece el tenerlo,
pues me he quedado sin nada menos el tiempo...
No quiero seguir hablando del pasado, no quiero inventar un futuro,
casi no vivo el presente, siento que estoy casi muerto.
No he vuelto a hablar de tus tacones, de tu pelo, tu piel o tus besos, me he olvidado de todo, no había otro remedio... aún me sabe a verano la puesta de sol desde la ventana de mi habitación, aún me sabe a invierno mi cama cuando me voy a dormir... aún me saben a ceniza las ultimas fotos de Madrid.

Ya no rezo, no se si creo en Dios y si es así ya me ha castigado, no intento buscarle explicación, estoy casi ciego, el humo, el alcohol y el viento, son los únicos a quien lloro cuando no puedo.
No escribo, no sueño, ando pero no se a donde y vuelvo. Me paro, pienso y me pierdo, ya no me encuentro.

Te miro a los ojos, los tuyos se clavan en los míos, como la despedida de dos enamorados, solo que aquí no encuentras nada, mi rabia y mi dolor se han ido, el amor y la alegría enterradas por lágrimas secas, por miles de nudos de palabras en mi garganta que no dejan salir un llanto y rompen el reflejo de lo que antes fueron risas...

Así que, esta noche echaré a andar con la luna bajo mi espalda...
Ya no volveré nunca, tantas veces he muerto como palabras en mi cuaderno, una vez más soy testigo de mi derrota, ya no puedo, que me entierren y en mi lápida ponga, "Sigo en el intento de vivir muerto..."

sábado, 2 de marzo de 2013

Pido me perdonen...


Todo me sabe a ceniza,
no se muy bien dónde me dirijo, ni si encontraré el camino correcto,
hay cosas que ya no siento,
lo único que conservo es un poco de la esperanza que me quedaba,
apenas un puñado de lágrimas y un par de hojas en blanco...

He visto mi final tantas veces y como se derrumbaba mi palacio,
todo hecho cenizas, un millón de promesas rotas,
este pequeño corazón sigue palpitando...

Hay cosas simples que nunca entenderé,
me he convertido en humo, ya no escribo,
ojalá que todo acabe, amigo mío,
pero el final me da miedo, no se si estoy listo,
me mantengo firme y sonrío,
tengo que encontrarme para irme en Paz,
no necesito el perdón de ningún Dios, ya no...

jueves, 28 de febrero de 2013

HURT

He comprendido que soy incapaz de aprender de mis errores,
entre otras cosas porque no logro acordarme de todos,
he descubierto que no tengo metas en esta vida, nada más que vivir bien y morir en paz,
y no se si se le pueden llamar metas,
vengo advirtiendo desde hace tiempo que no soy complicado, que no tengo nada del otro mundo,
y que ni si quiera salgo yo en la mayoría de mis anécdotas...
Me he decepcionado tantas veces que ya no me sorprendo,
no se lo que me espera en un futuro, pero sé que no haré realidad mis sueños,
y no se si es pereza, o que simplemente aún no se lo que quiero...
Llevo largo tiempo viviendo en modo automático, mis piernas me llevan siempre al mismo sitio
y me traen de vuelta, y últimamente la rabia me quema por dentro,
hay un dolor que me comprime el pecho y no me deja respirar, he intentado cambiar, mirar los problemas de otras formas y siempre me acaba doliendo...
Volveré a empezar otra vez, sin haber aprendido nada de lo que he perdido,
me volverá a doler, pero espero no volver a sangrar...

miércoles, 27 de febrero de 2013

Mi notable y querida Esperanza...


He probado ya todo tipo de miedos,
y ahora no siento ni dolor, ni rabia,
solo espero,
y espero que todo pase, ya no me importa el tiempo,
aprieto los puños y sangro, ya no aguanto...

He olvidado, he perdonado y me han herido,
he seguido adelante, intentando perdonar y he sufrido,
he perdido familiares, y no se muy bien a quien le importo,
y ya no me importa, solo espero,
me enciendo la ultima calada, que me hace seguir escribiendo,
contando lo que siento, perdiendo ese tiempo...

Escucho las notas de una canción que jamás escribiré,
los pupitres tienen sangre de mi tinta,
y no hay ventana que no me haga escapar,
busco esa inspiración divina, luz de luna llena,
humo y huellas, mil historias en calles desiertas, zapatillas rotas,
y tus alas negras, casi hechas ceniza...

Afrontando con fuerza y coraje,
algunas cosas indomables, hay veces que son demasiado fuertes,
hay veces, que es demasiado tarde,
un perdón, una lágrima, alguien que cure mis heridas,
solo espero, las ultimas palabras que me saquen de este infierno...

domingo, 10 de febrero de 2013

Con nostalgia...

Se respira un ambiente nostálgico, un aire frío congela poco a poco el tiempo, y las sombras se van evaporando con el humo de mi cigarro, el camino se va quedando vacío y sin señales, tardaré en llegar, no he escrito ninguna carta, esta vez no, dejaré que todo fluya como tenga que fluir, no he pedido perdón, y dejé de rezar hace años... Las calles ya no son lo que eran, se han quedado con mis recuerdos, han dejado mensajes, llantos y voces rotas de otras noches, hay algún resquicio de esperanza que se arrastra bajo el odio y la indiferencia, las ganas de vivir ya no son lo que eran, ya no se puede sonreír sin ser juzgado... He dejado mis huellas en el camino, he borrado alguno de tus besos, me quedé quieto, me volví loco, aprendí la lección y eché cuentas, me quedé solo, sin ayuda y empecé de cero, tantas veces ya, que es lo mismo que estar muerto, no lo consigo, tantas veces ya, que no lo intento...

lunes, 4 de febrero de 2013

Le digo al espejo, -Hijoputa, cuida del de enfrente...

No es cuestión de tiempo, ni de las palabras que utilizo, no es la forma que tienes de mirarme, ni saber que tardas en amanecer, tampoco es la música que suena, ni justo ese momento que lo decidirá todo, no es el verano, no es invierno, ya no son tus susurros, no hay ningún tipo de respuesta, porque no hay preguntas, no son los suspiros, ni el camino de media noche mientras aprieta el frío, no se trata de los pasos que haya dado para llegar hasta aquí, no son tus piernas la que me vuelven loco, como antes, ni la curva de tu boca, ni tus ojos, llenos de rabia cuando no eran mis palabras, no he dejado de pensar en ti, y quiero dejar de hacerlo, hace tiempo que dejé aquél banco del parque, lleno de colillas, con las últimas pisadas que me dirigían al horizonte, ese que nunca conseguimos alcanzar... No es que te haya olvidado, es que he dejado de sentir, de esperar, ahora solo me limito a pasearme por la vida, como el que solo espera a la muerte, sin nada en los bolsillos, sin música en los oídos, sin sangre que me una, he enterrado ese sentimiento de familia que había, ahora me miro en el espejo y ya no soy yo, ya no...

miércoles, 16 de enero de 2013

Cuestión de tiempo...

Hay un eco que brilla al final de esta noche, cuando muera, subiendo al cielo mientras caen cenizas, y el humo cubre de gris tus días, mientras el viento sopla, y la música calla poco a poco, lágrimas cierran heridas, voces rotas, consuelan la vuelta a casa, tu y la calle, conversaciones a solas, intentando aliviar ese dolor que comprime el pecho, sin echar de menos, sin romper recuerdos... Hay un eco que brilla, al final de tus sueños, y cuando despiertas solo quedan surcos, ...huellas en la arena, brillos que se pierden, como huellas en la arena...

lunes, 14 de enero de 2013

Me he perdido

Guardo toda mi rabia, paro las ganas de echar a correr,
y grito hasta quedarme sin voz, ya he golpeé la pared hasta sangrar,
me aferro a la poca fe que tengo y confío en la suerte que me queda,
pero asumo que ya no estas aquí y que no vas a volver,
estoy cansado, he perdido el rumbo y mi camino, ya no me encuentro,
y no me recuerdo...

Esta noche está todo teñido de rojo,
te he acompañado cuando caías,
y me he casado ya de vivir de la esperanza, del tiempo y las cenizas,
de secarme lágrimas y de pensar en lo que pudo ser...

Intento desahogarme, pero no puedo,
nunca llego a decir lo que siento, me faltan palabras,
fuerzas y el aliento,
ya no quiero seguir con esto, tengo que recordar quien fui en su momento,
como aquel Peter Pan que se perdió para seguir creciendo...

Mientras se quema el alma...


He destruido todo lo que me rodea, ahora arde todo,
ya nada me duele, ya nada me hace llorar,
estoy roto en mil pedazos, y hace una noche perfecta para perderse en el pasado,
bebo a morro, he perdido hasta el último aliento de esperanza, la ultima bocanada de aire y la ultima oportunidad que teníamos de vernos y ponernos tiernos...
Estoy dando tumbos esta noche, la luna me guía,
mis palabras ya no son lo que eran porque ya no soy quien solía ser cuando nos emborrachábamos... ahora me marca la hora un reloj de bolsillo que no tiene cuerda,
esta noche, como muchas otras, a sido igual que otras,
la misma copia,
la misma canción repetida una y otra vez, las mismas estrellas, y las mismas esquinas,
los mismo pasos de vuelta a casa, entre las mismas rameras,
y estoy perdido porque el humo de nuevo me ciega...
Esta noche, que destruyes a tu paso todo tipo de esperanzas,
esta noche, mientras el ambiente huele a azufre y tus latidos pausados,vas al ritmo que marcan,
esta noche, donde el eco casi extinto de la risa hacía una cicatriz en la piel y el frío podía costar...
solo esta noche te miré a los ojos y sentí una paz que nunca sabré describir, pero salía de tí y me tranquilizaba, mientras que las cenizas y brasas aún crujían... y la noche fue terminando en tus tacones rojos.

jueves, 10 de enero de 2013

Malacostumbrado...




Es triste acostumbrarse a algo,
a no encajar y que las puñaladas por la espalda,
hagan herida en viejas cicatrices,
me he acostumbrado a andar solo por las calles, a dormir solo en la cama,
a ser juzgado sin compasión y castigado por ello...

Es triste acostumbrarse a las malas rachas, y,
estar convencido de que las buenas no durarán,
acostumbrado a leer refranes,
y me estoy acostumbrando a no parar ya de sufrir,
cansado de querer pedazos de ti que no puedo tener...

Es triste acostumbrarse a algo,
y me he acostumbrado a secar lágrimas con mis sueños,
a decepcionar constantemente, a decepcionarme,
me he acostumbrado a reír cuando todo va mal,
y a esperar que pase el tiempo, sin más,
esperando que la próxima canción alivie mis penas...

Es triste acostumbrase a cualquier cosa,
me cuesta no mirar a tu ventana, tus mentiras,
me he acostumbrado a quedarme con las ganas, infinitas ansias,
                                               me acostumbré...

Al humo de media noche y a licores que nunca probaba,
a sucedáneos de ti, a las malas caras,
y al cielo gris,
a los bancos del parque, y a dormir mal y a medias,
a intentar ser feliz,
me he acostumbrado a medio vivir...

martes, 8 de enero de 2013

Me pierdo entre caladas...

Me vuelve loco el andar de tus caderas,
tus ojos cuando me miras,
y me da por pensar...

Me da por perderme entre tus piernas,
si me enseñas los dientes de tu sonrisa,
me vuelvo loco si me enseñas tus ideas,
y confiesas que alguna vez me quisiste,
y me querias tanto,
solo cuando solía ser otra persona...

domingo, 6 de enero de 2013

....

Me he perdido, y ya no se quien soy exactamente,
ayer te pude ver, creo que eres más feliz,
y el final está cerca, casi se puede ver,
casi has acabado conmigo, queda poco del que era antes,
y he perdido toda la esperanza que me quedaba,
ya no tengo fe en mis palabras y no confío en mis pasos,
así que ando a tientas, oigo voces que me dicen que me rinda...

He fallado, y he sido juzgado,
no se como,
no puedo demostrar nada, no me dan más oportunidad,
ahora ya no hay nada más que calma,
 un susurro que me mata todas las noches,
y me recuerda lo que dejo escapar...

He dejado el olor tu cuerpo después de echar un polvo,
ya no rompo la habitación, ya no parece la misma,
y se me han curado las cicatrices,
ahora la noche está tranquila,
he dejado de andarme con ojo,
dejé a ese niño crecer,
empecé a sentirme solo y a confiar en la gente,
a reírme, asentir y seguir a delante,
me olvidé de tu risa y tus tatuajes,
me di por vencido, no sabía que hacerme contigo...

Dejé de imaginarme una puesta de sol en Galicia...


sábado, 5 de enero de 2013

Algún día...

Soy culpable de lo que he hecho,
no estoy orgulloso de mis errores, y no llevo la cuenta de mis pecados, pero pido perdón,
tengo un plan, y no saldrá bien,
seguiré mi camino,
y estoy tirado en mitad de la calle,
quiero confiar en mi suerte,
pero me ha traicionado muchas veces.

Casi llega a mi la muerte,
pido me perdonen si amago,
si falla mi equilibrio,
la falta de optimismo cuando más lo necesito,
y este corazón roto que anda por un camino torcido...

Hoy no hay ritmo,
no hay canciones que reanimen este alma,
no viene nadie si silbo,
no hay poemas a ninguna mujer,
ni sangre en los besos,
culpadme porque me he perdido

cuando me ando por las ramas,
cuando por culpa de mis formas,
llego tarde a tu cama...

Yo y mis ganas de ti...


Me mata el tiempo, poco a poco va acabando con lo poco que queda de mí, se hace conmigo, con el control de mi cuerpo, y me despoja de mi orgullo, ese orgullo que habría perdido por aquella mujer, la del vestido rojo, la que andaba buscando años atrás...

Me mata el tiempo, poco apoco va acabando con lo poco que queda de mí, juega conmigo y me la tiene jurada, me espera en la esquina cada noche, acompañado de la luna, y me olvidé de aquella chica del vestido rojo y ella se olvidó de mí... empecé a correr, en una sola dirección y sin ningún destino, para que el tiempo no me cogiera, corrí hasta no poder más, no me fiaba de nadie, no llegué a ningún lugar, me crucé con algunas personas en el camino, algunas se olvidaron de mí o yo de ellas, pocas aguantan a mi lado, al final me perdí en el tiempo y me dí cuenta que era la pieza de algún puzzle incompleto...

Me mata el tiempo, poco a poco va acabando con lo poco que queda de mí, me mata cuando estoy acostado en tu tripa, mirando como pasan los aviones por encima nuestra, mientras la luna acaba de salir y queda mucha noche por delante, si el tiempo me deja...

miércoles, 2 de enero de 2013

Solo quiero paz...

Estoy cansado de ese olor a azufre que cubre mis noches,
y de ese humo denso que se respira en el ambiente,
de las luces rojas,
que no me dejan ver con claridad,
estoy a medias de mi ultimo cigarro, y mi vida pasa delante de mí,
saliendo del cigarrillo y escapando por la ventana,
he invitado a la luna a beber conmigo hasta el alba...

Estoy cansado de romper promesas, de dejarlas a medias,
de no obtener recompensa,
estoy cansado de perderme entre tus medias,
de los bares de carretera, de las medias tintas
y de que nos agarremos con pinzas...

Estoy deseando agarrarte con fuerza,
recorrer tu cuerpo de pies a cabeza
y que la música corra de fondo,
hablarte al oído y mirarte a los ojos...

Estoy cansado de que suceda lo que tenga que suceder,
quiero que esto suceda,
cansado de perder la fuerza cuando te tengo en frente,
de ser el mismo que andaba por las mismas calles,
de las palabras de consuelo...