Musica

Loading...

jueves, 23 de agosto de 2012

Con la baraja marcada


Y saber que ando por un camino lleno de problemas,
casi sin atajos,
sin la protección que me dan tus ojos,
marrones,
sin la piedad de los ángeles caídos que juzgan mis errores,
y ver como las calles se vacían,
sonámbulo,
que no saca a bailar mis emociones...

Y perder tu sonrisa de muñeca, los pecados que me llevan a tu cintura,
me perdí por cada una tus pecas,me olvidé de las palabras que no te decía
y sin poder sacarte de mi cabeza, eres la dueña,
y ahora este pobre corazón se encuentra en huelga,
solo me duele cuando late, cuando la música no suena,
pobre corazón errante, lleno de cicatrices, de alcohol en sangre,
y pobre estas páginas que se llenan de tinta con forme mi cabeza se abre...

Solo dos minutos para subir al cielo,
para subir al cielo y volver a caer,
suelo, entre caladas, beber para no verte,
juego por costumbre con la muerte,
por costumbre en un juego donde está echada la suerte...

martes, 14 de agosto de 2012

Mi hermosa Habana...


Canción de:
Aldo Rodríguez (a Danay Suárez)- Danay


Dentro y fuera, estoy aun, tu olor es todo 
si te mueres me muero, 
de separarnos no hay modo...
esto va para todo lo vivido juntos 

Tu inicial en mi antebrazo, tu nombre en mi libreta 
tu mirada en cada paso, en cada trazo de mi letra 
tu poema en la pared, los aretes, mi gaveta 
tus collares en el closet, tu risa en todas mis metas 
tu cara en la moneda por la dos caras hablando 
y tu figura en la TV, se ve hasta de canal cambiando 
tu caricias en mi camisa, tu imagen en los espejos 
tu olor en cada brisa, mis errores, tus consejos 
tu voz en la mañana, en el búcaro de mi alma 
la bicicleta, el trabajo, tus impulsos y mi calma 
la rendija de tu cuarto, la lavadora rota 
tus clases de canto, tus besos… en fin tu boca. 

El parque del ahorcado, mi estomago, el helado 
el aguacero, los celos, la boda y tu peinado 
las madrugadas sin dinero… en la parada de ese ruboyero, 
y los “te quiero” tan sinceros.

El cine, la luna, mis doce gran fantasmas
las noches de amor, satisfacción, placer y alma.
Mi infierno en el hospital, mi fiebre, tu desvelo 
tus mocos, mi pañuelo, mi dolor, tu consuelo 
mi sudor cayendo en ti, las llamadas de una hora 
y mi arrepentimiento… por haberte dejado sola.
La pelota, los sueños, los nocturnos tatuajes 
la azotea, las nubes, aquel blume de encaje 
ese sexo salvaje, la cocina amarilla
el flan de Margot, la comprensión de Lebian 
la primera noche juntos en la escuela en que pincha Bian 
aquel estudio bendito, aquel pajarito, Doris 
la canción para Aldito, en la azotea… aquel fori 
la escoba en tu mano, el malecón es tu carita 
y los viajes a la mar a casa de tía Tatica.

La historia de tu primo, los “restriégame la espalda” 
los “me voy… no puedo mas” y los “me quedo… me haces falta”
y yo aquí, el resbalón, el bosque, mi mañana 
y el pañuelito rojo… cubriendo la lámpara”... 
ese casette de viejo que tato me ponías, mamá África, 
me gustas mucho… lo sabias.
Los sentimientos inmensos de dos seres tan comunes 
y la farola que esta en línea, a la salida del túnel 
mi espalda en el piso, tu brazo retorcido 
el perrito abandonado que nos hizo más amigos 
tu cartica insinuando lo que yo quería saber 
mi corazón palpitando y diciendo “amo a esta mujer” 
mis problemas hoy resueltos gracias a tu valentía 
los pusitos de suero que tu hacías y yo vendía 
maternidad de línea, secretaria de una sala 
teniendo una voz mas penetrante que una bala 
tus guerras por el tiempo, tu tiempo para mi paz 
nuestros nombres en un muro divididos con un más 
tú siempre serás, lo que te has ganado ser 
la mujer de mi vida y de la otra… si vuelvo a nacer. 
La flores bicolor que robaba sin permiso 
para verte sonreír y disfrutar de tal hechizo 
el humo tan molesto, el cesto con la ropa sucia 
mis regueros,
la esquina de Teja, Santa Fe, Buena Vista, 
Nuevo Vedado, ahí siempre estaré 
es que hoy sin ti, para mi nada es valido 
solo soy un caminante con sueños inválidos.

Es cierto que falle y no halle el valor 
para perdonar una actitud provocada por mi error 
hoy comprendo que todo fue por amor 
maldigo cada vez que te colgué y no alivié tu dolor 
y es que tú, no pudiste ser mejor 
me volví un hombre frío cuando anhelabas calor 
cuando te perdí, debí, lanzarme al alcohol 
como por control remoto, sin un remoto control.
Sabias tu que eres única, que eres mi música 
y que me erizo cuando suspiras 
mezclemos mi rap con tu opera 
y hagamos la sinfonía del amor en tiempos de cólera.

Sabias tu que eras única, que eres mi música
y que me erizo cuando suspiras...
tengo un presentimiento, ¿te lo cuento?
creo que me voy a morir amándote 
y te amare después de muerto
pido un aplauso para este amor
que a pesar de todo
sigue aferrado a tu olor 
y a todas las cosas, todos los momentos 
que hemos vivido juntos
créeme nunca los podré olvidar 
para que decirte donde estoy... 
Real 70

domingo, 12 de agosto de 2012

S.O.S.

Que alguien me eche de menos es lo único que quiero... pero no como se añora un momento, o como se echa de menos a alguien que ya no está contigo, lo único que quiero es que alguien sentado a mi lado me mire y se pregunte donde está la persona de hace unos años, ese chico que no se sentía tan solo, tan fuera de lugar,que pensaba que tenía gente con la que contar, que pensaba que siempre había algo bueno y que nunca paraba de luchar, ese chico que no se perdía en humo, que seguía vagando por las calles pero que buscaba siempre alguien detrás de la siguiente esquina... eso es lo único que quiero.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Vives solo, mueres solo...


Otra vez me encuentro solo, escribiendo en lo alto de mi habitación esa última carta que tantas veces he escrito, otra vez sin saber que decir, sabiendo que nadie la leerá, he comprendido que no tengo a nadie, porque los que pensaba que estaban me dejaron vagando bajo la lluvia, y los otros se fueron con el último cigarrillo que fumé...

Otra vez las manos llenas de mi propia sangre, con esos pasos que al fin y al cabo no me llevan a ningún sitio, cargo con mi propio peso y he recogido los trozos que se rompieron de mí, se saben todos mis secretos, los llevo tatuados en mi piel...

Otra vez día de tormento, y esas campanillas son la única compañía que tengo vuelta a casa,  el pasado no sirve de nada, todo quedó hecho polvo, y el futuro no depende de mí.
Podré gritar y dejarme la voz en el intento, pero no viene nadie a mi auxilio, ya no tengo amigos,
se perdieron entre los problemas, casi no puedo ver mis defensas, tengo un hueco para quien quiera sentarse a solas, al lado mía...

lunes, 6 de agosto de 2012

La vida se me va con la tranquilidad ausente...


Eres esas palabras que se me enredan en la garganta y al final nunca digo cuando te tengo en frente, yo no soy mas que las ganas que tengo de besarte...
Me mata ese orgullo perdido cuando me miras, como el que levanta la cabeza y mira al cielo buscando su respuesta en las estrellas, mientras en el pelo se me enredan tus ideas, se me enreda el tiempo que se me cae por las costuras...
Se me acaban las palabras, van arrastras entre las ultimas caladas que nos dimos entre miradas, se acaba ya esta noche de rock, de calles a medio alumbrar, de charcos rotos en mitad de los caminos ya andados de noctámbulos en mitad de Madrid...
Perdí ese momento exacto de mi vida, y si, me arrepiento, ahora soy alguien que pasó, y tu esa chica que entro sin permiso y se quedó sin quererlo... acepta las disculpas de este pobre niño al que le faltó el valor para ser hombre, con las secuelas de un cobarde...

miércoles, 1 de agosto de 2012

... si pudiera tenerte.


Echaré de menos los paseos de madrugada por tus caderas,
las horas en la cama, las veces que me mirabas intentando averiguar esas cosas que solo dice una mirada, las noches enredados entre palabras y los amaneceres al son de esas rock baladas...

He encontrado las ruinas de mi corazón, y los miles de trozos de todas las promesas que lloraban tus ojos, esbocé tus sonrisas, perdido en el mundo, solo en mi habitación,
estoy confundido, y si pudiera andar por tu camino...

Volveré por esas calles casi a oscuras, reincido en las malas costumbres, cuando solía besarte y salir corriendo, desaparecer, como lo hacen las viejas canciones, dormirme en los laureles y bajar de la parra que me tiene mecido, perderme entre tus faldas, que Londres sea testigo de mis sonrisas,
y saber que ando solo, calmado, con un porrito en la palma, sin prisas, mientras, la luna brilla...

Las canciones has sido testigo de esas promesas que se perdieron entre llantos,
puede que sean tus ojos, los que nunca llego a encontrar, o la paz de los santos,
puede que sean tus caricias... solo que ahora me encuentro en mil pedazos...