Musica

Loading...

miércoles, 29 de febrero de 2012

Silencio en mi alma...

Dos fogonazos que alumbraron todo el callejón y un camino de baldosas rojas que iluminaban, con esa luz tenue, un final como otros en esa ciudad, pasos firmes bajo la lluvia, pasos que retumbaban en todo el vecindario, que entraron en lo más profundo de algún corazón...

Los ojos casi blancos, la vida que se le apagaba, como se cortan unas cuerdas de guitarra, crujían, agudos aullidos en una habitación abandonada,
la boca llena de palabras sin decir,
tumbado, mientras las gotas empapaban una alma más, que,
sin más esperas remontaba ya río arriba...

La mente en blanco, como una flecha que atraviesa mi cabeza,
el mundo seguía su rutina, mañana alguien se levantaría sin saber que su vecino no le va a saludar más,
y su hijo no sabrá que su padre no volverá,
nadie escucha anda ahora, nadie pide perdón ya,
nadie hoy...
Mientras, mi cigarro se encendía, parpadeante por cada calada,
y el humo desaparecía, mis labios estaban fríos, mis pulmones estaban fríos,
pero el humo calentaba poco a poco esas cosas,
no importaba, en ese momento no me tenía que preocupar por otra cosa,
las balas no se pueden cambiar, le arrebataron la vida,
ha cambiado la mía...

Una ciudad en mitad de la noche que grita pidiendo socorro,
una persona perdida que deja unas huellas,
una plegaria entre los llantos del arrepentimiento,
un alma perdida y un alma desquebrajada como el papel,
un Dios que juzga y condena,
una noche cualquiera...

En silencio mueren mis auxilios...

Ando perdido y sin rumbo,
no sé que decir, tengo un nudo en la garganta,
me ahogo en las esquinas,
al corazón le puse caparazón..

Me he sentido decepcionado, sin saber que hago mal,
he perdido el tiempo, la esperanza, la razón y la paciencia,
ando en busca de algo que nunca podré conseguir,
hablo de cosas que nadie comprende, hablo de cosas que todos saben,
he vuelto a nacer más de una vez y cometí una y otra vez los mismos errores,
seguí escribiendo sabiendo que no sería leído,
hablé sin que nadie me escuchase,
he querido a personas que me han demostrado que hacía mal queriéndolas, y,
dejé pasar oportunidades que sé que jamás se volverán a repetir,
rodé y me dejé llevar, porque también tiré del carro y no supe a donde llevarlo,
escuché antes de hablar, porque ya metí la pata al alzar la voz,
me dejé corregir porque me gusta aprender.

He perdido verdaderos amores por estar atento a otras cosas,
hice cosas que están mal, y cosas que nadie sabe que he hecho,
he mentido y he jurado por mi vida decir la verdad,
puse la mano en el fuego sin miedo a quemarme por otras personas,
acabé abrasado,
he dejado de contar los minutos del día para empezar a contar las veces que sonrío por estar vivo,
he vivido cosas que no debería y me ha faltado por vivir cosas que necesito,
me he tatuado, he cometido fallos,
cerré la puerta, y no dejé entrar a nadie,
porque ya la dejé abierta y nadie se preocupa por alguien como yo...

He gritado mil veces que necesito ayuda, y nadie ha venido,
ahora me limito a fingir que sonrío y me preguntan por qué...
Hay cosas que no me han matado, pero me han herido,
tengo heridas que nunca curan, una especie de rencor acumulado,
rabia en lo hondo y perdón en otro lado.

He perdido mi credibilidad, porque nadie se paró a escucharme,
he aguantado callado cuando tuve que despertar y levantarme,
dejé que me pisasen, que me mirasen mal, que dijeran cosas que no son,
dejé de ser yo,
dicen que me conocen, que saben todos mis errores,
pero no son capaces de decir alguna de mis pocas virtudes,
rompí mi voz en pedazos y corté mi rabia con sus trozos,
perdí el poco sentido común que me quedaba y no lo echo de menos,
ahora ame critican por ello,...

He buscado explicaciones que no quería,
busqué dentro de mi alma algunas respuestas, pero solo encontré soledad y miedo,
estoy repleto de miedos, y la sensación de soledad cada vez es más grande...

He volado libre como un pájaro, y me han atado en corto
he quemado fotos del pasado que no quería recordar,
he olvidado besos, caras y compromisos,
antes confiaba, tenía un poco de fe en las personas que me rodeaban,
ahora sé que no debo hacerlo,
he dejado que entre nueva gente en mi vida cuando lo único que quiero, es,
conocer a tres personas pero conocerlas de corazón...

jueves, 23 de febrero de 2012

Como pompas de jabón...


Sobran las palabras,
el humo salía entre las rendijas de la persiana,
la guerra desatada,
el tiempo se rompió, no se oyó nada, ni gritos, ni patadas,
silencio, frío y quebradizo,
la luna se asomaba...

Ese piano, sus teclas no sonaban,
se termina el día como una canción acaba,
ya no habían sentimientos, los atamos a la cama,
rezamos por nuestros fallos,
nos los echamos a la cara,
perdimos los estribos, perdimos la esperanza...

Ya no había príncipes, ni besos a las ranas,
se termino todo,
la calma reinaba...

El humo se perdía,
y se perdían las miradas,
las fotos dolían, sentían,
aguardaban inquietantes,
como pompas de jabón, que,
subían,
subían sin parar,
hasta que sin más se rompían...

miércoles, 22 de febrero de 2012

Por poder...


Me puedo perder en las notas que marcan sus costillas,
o en sus marrones, tan profundos,
puedo hacer mío el mundo con una sonrisilla tímida de esas que le salen,
estoy seguro que podría iluminar esos rincones de mi alma que tengo apartados al mundo,
sé que ese es su conjuro.
Sé que podría escribir cien cosas mejores aunque se las lleve el viento,
y seguiría escribiendo.
Puedo esperar más tiempo, y rendirme a sus pies cuando llegue el día...

Podría mentir cuando digo esto y esperar que me crea...
Puedo asumir que no tengo más oportunidades, y que no hay más que hacer,
que por muchas esperanzas que le ponga, ya de nada sirve, puedo seguir dejando que entre en mi cabeza y desbarate todos mis planes, así sin más,
puedo pensar que es nueva en la ciudad y que pronto se irá de aquí y no merece la pena porque ha dicho que no...

O... puedo serle fiel a mis defectos...

domingo, 19 de febrero de 2012

Noches andando...



Tengo un rincon en el corazon al que nadie dejo paso, un monton de ideas que no me llevaran a nada y he vuelto a soñar con la chica que no me quiere...
Me sequé todos los llantos, me aprendí todos los sitios, secretos y atajos, cambié las ganas de vivir por las de luchar y seguí solo, hacia delante sin levantar la cabeza, sin abrir más puertas, guardé las apariencias, me quedé con las ganas de repetir, descubri lo que nunca pudo ser...
Me dejé el alma en el intento, se me desgarró la voz, me quedé sin sangre, arrastras sigo adelante...
He perdido toda las esperanza en el mundo, he roto todas las cuerdas de la guitarra...
Tengo ira guardada desde hace años que puede cortar diamantes y le acompaña un dolor que agoniza por ahí perdido, algo duro que no me deja avanzar con claridad, un escudo que me cubre pero que no quiero tener, algo, ese guiño del destino que no te hace tirar la toalla, aunque vieras perdida partida...

A estas alturas de la vida he escuchado miles de quejas y me dieron cientos de excusas, tengo mas de una cicatriz en la espalda de puñales que me clavaron, que aún sangran y no curan...
Sigo marcando los pasos para ver que no resvalo...
Con los años voy cmprendiendo que me queda mas pasado que futuro...
He tenido que estar aqui antes porque me conozco estas calles y ya habia sentido esto hace unos dias, ese olor me resultaba familiar... pero se que es mi primera noche aqui y que tal vez mo sea mas que un espejismo para salir de la realidad...

miércoles, 15 de febrero de 2012

Hasta que la cuerda aguante...



Un estado de ánimo calmado,
un camino distinto al de siempre,
ya sé lo que me van diciendo,
estoy intentando apartarme del mundo, intento hacer algo nuevo,
y no sale nada de mi cabeza, aunque aún sigo creyendo,
mis palabras banas, llenas de sin sentido,
se puede oler ese dolor en el ambiente, y,
un odio frío cae por mi mente,
el pulso lento podía verse circular la sangre por las venas...

Ya no tengo más que decir, la mente en blanco,
está todo tan oscuro,
se me han acabado las oportunidades y ya estoy sangrando,
sé que hay otro sitio mejor que este, y que solo tendría que hace más sacrificios,
no sé si puedo seguir confiando en la gente que no reacciona,
hoy se acabó la esperanza, que yace ahorcada en el fondo de mi habitación...

Ya no hay más tiempo, he intentado hacerlo todo bien,
y se acabó todo de una forma u otra,
pero soy de los que volverá a intentarlo una y otra vez,
hasta que vuelva a fracasar,
tengo un lugar en algún lugar de su cabeza, reservado para mí,
igual que la muerte tiene tiempo para cada uno de nosotros...

Mis últimas palabras, sé que nadie las recordará,
me he asegurado un puesto en el infierno,
no he sido tan santo como creía, he cometido fallos,
se parte el lápiz, no me espera nada bueno,
estoy volviendo a mi propio camino,
ahora quiero oír mentiras, hazlas sonar bien...

Solo susurros, sin más oportunidades,
ya no hay nada, sin más se ha ido todo,
balancéos casi ipnoticos, pero no hay nadie,
ahora solo mi cuerpo tensando el aire...

Siento que muero...



Tengo un rincón en mi mente reservado para mí,
tengo unas cuchillas y mucho tiempo que no necesito...
Hay un ambiente recargado en la habitación,
no puedo respirar si no hay humo,
y solo cuando las drogas terminan siento que muero poco a poco...

Me he levantado un par de veces para despejarme,
pero es una habitación muy pequeña, solo una bombilla mal colgada del techo,
un cuadro torcido, un paisaje con una vaca pastando y la parca a la sombra de un árbol.
Hay restos de polvo blanco, cortado con una tarjeta de crédito encima de un CD de Kurt Cobain, esto iba de suicidas...

Un par de vasos de Ron vacíos,
unas colillas a medio apagar en el suelo, y un colchón tirado en una esquina,
no había ventanas, pero, tenía un agujero en mitad de unas de las paredes, el cuál tapaba con el cuadro ese, solo cuando quería que las drogas me llevaran a un mundo en el que nunca antes había estado lo quitaba para asomarme por él...
Una vez conseguí una cuerda, de esas trenzadas que raspan,
hice una soga con ella y, cuando me dispuse a usarla, no tenía ningún sitio en esa habitación para colgarla, imaginaros mi desilusión...

Una tarde, ya caía el sol y la luna alumbraba la espalda,
como un plato roto en el cielo, parecía que le habían dado un gran mordisco,
justo cuando cierto parte de la tierra está completamente naranja, y después de haber mezclado dos tipos de tranquilizantes, con un chute de crack, y haber probado un tripy con un vaso de absenta, lo vi todo completamente claro,
tendría que vivir hasta la muerte para suicidarme en vida...

Desde entonces, solo espero al ultimo día, es mi gran castigo...

sábado, 11 de febrero de 2012

The flag that believe...



Nos hemos perdido tantas cosas, y tanto que nos queda por no vivir,
hemos perdido amigos que se fueron antes de tiempo,
palabras que no nos atrevemos a decir,
hemos perdido tantos futuros inciertos,
tantas puestas de sol y lunas llenas en el cielo...

Me duele pensar que no volveré a ver a mi abuelo,
que hay veces que estamos vivos, cuando deberíamos estar muertos,
y canciones que no hemos escuchado,
lágrimas que ahora se secan en las mangas,
amores que deberían terminar de serlos y otros que mueren en el principio...

Hay tantos caminos que deberíamos estar viendo,
días que se nos van en un solo suspiro,
segundos que no son eternos, pero daríamos un brazo por serlo,
ojos perdidos en mitad de la noche, junto a almas que vagan,
deseos de enredarte en su pelo...

Recuerdos que deberían seguir existiendo,
oportunidades que no son lo que queremos,
una y otra vez, una y otra vez,
momentos y momentos en los que solo se puede llorar
y nosotros haciendo fuerza para que no nos afecte lo que tiene que ser inevitable,
pues han muerto cientos de oportunidades que jamás volverán...
Esa esperanza con la que nacemos poco a poco se desvanece,
se nos para el pecho, los ojos se ahogan,
y la rabia acaba saliendo...

miércoles, 1 de febrero de 2012

Está más cerca el final...

Como un delfín que muere tratando de entrar mar adentro,
no sé como escribir, llevo escribiendo toda mi vida,
como si echase mi ultimo aliento,
no consigo parar lo que me haces pensar,
puede que me hagas llorar,
no han parado nunca de decirme que luche por lo que quiero,
parece que todo va al revés,
yo no lo sé quizás,
es algo que no puedo hacer,
corro sin escuchar nada, quiero que me ayudes a empezar,
a sentirme mejor,
puede que al final no lo consigamos pero eso es lo de menos,
quiero estas siempre mejor, puede que no lo sepa,
hay una fuerza en ti,
tengo mil paranoias,
puede que sea la ultima ronda, no tengo fotos de este momento,
no tengo nada que olvidar,
puede que nada sea para siempre,
pero se que el tiempo miente,
puedes hacerme mejor,
y que paremos el tiempo...