Musica

Loading...

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Críticas...más críticas.



Entré con ganas de revolucionar el mundo,
me senté en el suelo con mi vida en la mano y miré atentamente como el humo seguía su camino,
los reflejos en los cristales rotos me impiden seguir adelante,
saco la inspiración acuestas porque le gusta beber y fumar,
no es que me gusten los problemas pero hace mucho que no los veo,
sigo cambiando mi vida cada minuto, soy el único que me gusta, con cada uno de mis defectos, joder, ya no me importan mis virtudes y me deshago de ellas con un par más de caladas...

Y mis ojos son los únicos que ven lo que realmente pasa por mi cabeza, llena de señales contradictorias, mierda... sé más de lo que os espera aguantar.
No me importa el tiempo, el pelo sigue creciendo, y después de todo las arrugas terminan saliendo...

He ahorcado a varias de mis personalidades con los cordones de mis zapatillas,
poetas que tratan de meterme en su mundo, palabras que secuestran mis silencios,
disculpad mi vocabulario, no es que sea de barrio, es que con poco me entiendo así que adaptate si quieres seguir leyendo, estoy cansado de fingir algo que no quiero,
he cambiado mis objetivos, y ahora soy blanco de mis propias soluciones...
Hoy me apunto con el dedo, ya no tengo vergüenza, la vida es como la vida misma,
quién es capaz de entender eso sin morir primero...

domingo, 27 de noviembre de 2011

Gritos de últimos auxilios...




Hoy brindo por las noches en vela, pensando en como hacer las cosas que nunca llegaré a hacer, por el valor perdido y los besos que nunca he dado, a las personas que he querido,
brindo por las fuerzas de flaqueza que me faltan, por esos besos prohibidos,
miradas furtivas, pasado imborrable y futuro oscuro, esperanzador espero...

Brindo por todo lo que me queda por hacer, por las lágrimas que ya no tengo, por las personas que llegaron y se fueron, por las que aún están y las que se van a ir,
por la amistad inquebrantable y la falta de voz con los problemas, por jamás darme por vencido, por mis amigos, los que son hermanos y los que no tanto,
por todos los minutos desaprovechados y todos aquellos que me enseñaron algo,
brindo por las palabras mal dichas y a destiempo,
y por las frases sabias que me hacen pensar, por esos momentos de oscuridad y por la luz al final del túnel, por las arrugas y su madurez, por las risas y su falta de problemas,
brindo por esos ojos, y los que me arropan...

Hoy brindo por mi madre, por sus besos y abrazos sin venir a cuento, por esas miradas que me echaba, sus recuerdos y manías, por tirones del pelo al peinarme, y su compañía, por hacer que se cree mis mentiras y por cuidarme como lo hace.

Brindo por mi padre, y esos gritos que no oigo, por todo el odio que me hace sentir pero que me enseña a controlar, por sus charlas y momentos, por esa risa contagiosa, por sus grandes manos y el poco pelo en el cuerpo...hoy brindo porque se le siente cuando no está en casa.

Brindo por la familia, y por los que me dejaré en el camino... empezando por mis primos, por todo lo que he pasado con ellos y espero que pasemos, por la distancia que nos separa, la edad y las apariencias, por la sangre. Hoy brindo por las cosas que se dan por sentado, y por las que necesitamos oír, por las pelis que nos unen, la música que compartimos, la imaginación que tenemos, hoy quiero resaltar todo lo que tenemos sin tener nada más que esa sangre, después de todo somos las joyas de la corona...

Hoy brindo por los dioses, y sus creyentes, por los que ya no creen y los que nos odian, brindo por el mío sin ofenderlo, por sus lecciones, y las que me invento...

Hoy quería brindar por un minuto de silencio, por los que ya no están y por los que se han ido, por los que entraron en nuestras vidas y no han salido, por las personas que se nos escaparon y por las que nos obligan a estar atendiendo...

Hoy le quito el sentido y brindo, y doy gracias por lo que he tenido, tengo y espero tener.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Sin nadie que escuche, sin quien le importe lo que diga...



Un chico que lo único que tiene es la música que nunca le traiciona,
una mirada perdida en medio de una habitación,
suena tan triste, un alma encerrada dentro de un cuerpo...
Un iluso subido a un tejado alzando los brazos al cielo pensando así coger las estrellas...
Una voz quebrada ante ojos espectantes sin pestañear...
Una mínima parte de lo que eramos antes de todos los cambios, y una minúscula, casi microscópica oportunidad para cambiar de nuevo.
Una vida que no corresponde pero una vida al fin y al cabo y hay que vivirla por aquellos que ya no están o por los que no pueden.
Un adiós, seguido de un beso de despedida y una espalda lejana ya en el olvido, una melodía que no sale de la cabeza pero que se va apagando, unos años que terriblemente van pasando, y que tristemente añoramos.
Un te quiero que nunca se a dicho, un atardecer completamente naranja, con esos tonos azules y morados, unas miradas casi muertas, nervios y desaparición porque todo siga, aún sabiendo que no lo hará, ni mañana, ni al otro.
Una luz que se vuelve tenue, una habitación como cárcel, unos barrotes imaginarios, peor que unos de verdad y un nudo en el estómago, sueños al filo de despertar, fugaces instantes de paz, fugaces momentos de invulnerabilidad, segundos catastróficos...una linea recta.
Unas palabras que no dicen nada, y miradas que sobra decir como interpretarlas, junto a unos preciosos minutos,
la luna llena y algunas estrellas como testigos,
faltas de ortografía en una noche donde todo da igual,
una vida tan corta por delante que es una lastima tomársela en serio, es algo tan importante que carece de sentido,
nunca importó nadie y siempre fuiste tú,
simplemente aquí y ahora es el momento y no nos gusta pensar en la muerte intentando evadirnos de ellas como serpientes escurridizas, pero llegara y no hay segundas oportunidades para la vida...

martes, 22 de noviembre de 2011

Puede que me haya perdido...




He aprendido a vivir tal y como me vienen las cosas...

Puede que alguna vez nos equivoquemos,
puede que tarde o temprano nos alcance la muerte,
y ya no haya mañana,
puede que se terminen esas historias que parecían interminables,
y que nos hagamos grandes,
que pasen ciertas personas por nuestra vida,y pocos se quedarán,
puede que para siempre sea tan corto que se ría de nosotros el tiempo,
y que la familia se vaya reduciendo...

Después de todo hoy puede cambiar tu vida...

Señor si puedes escucharme sabes que voy a ti sinceramente,
y me encomiendo como sé aunque no sea la forma correcta,
te necesito a mi lado cuando todo está mal y mirándome desde lo alto,
cuando todo me vaya bien,
sabes que intento corregirme con el paso del tiempo,
aunque es duro y sé que lo es...


Puede que después de todo nada sirva para algo,
puede que los que parecía tan solido se desmorone,
y que la familia sea solo lo aparente y no esconda más significado,
puede que la amistad se acabe sin saber por que,
y que te encuentres solo aunque parezca que no,
puede que las calles no sean la solución,
ni el humo te camufle tanto como parece
puede que el amor de una madre se rompa por una lágrima,
y que una canción no lleve un mensaje secreto,
puede que las miradas solo sean eso
y los momentos inolvidable mueran contigo...

Pero puede que no...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Completa resignación...



Acabo de comprender que deberíamos ser felices solo por estar vivos.

Hoy me di cuenta de todo lo que tengo en la vida, y que por mucho que quiera no puedo aspirar a más, soy lo que soy, ese que algunos odian y que pocos quieren, uno más, simple, sin nada que demostrar a nadie y sin mucho que perder más que la vida misma...
Vi que empezar a entender que no soy nada es el principio para ser feliz, que hay mucho tiempo para vivir si se vive correctamente y que el odio no lleva a nada, y hoy me desprendí de lo único que he perseguido desde hace muchos años, hoy no quise ser nadie, ni yo mismo, no me gustaban mis sueños, ni mis aspiraciones, no me gusta lo que me espera, ni lo que me podría llegar a alcanzar, hoy no me conformo con mi vida, pero sé que soy incapaz de cambiarla, me di cuenta de lo insignificante que son mis fuerzas y deseos...
Hoy me he parado en las calles de mi mente y me puse a llorar porque nunca seré lo que quiero ser, y que solo tengo sueños y una libreta para desahogarme que no me escucha...hoy por fin tenía un motivo por el que morir y ninguno diferente por el que vivir, y solo al pensar eso, me he dado cuenta de lo miserable que puedo llegar a ser...hoy me estoy descubriendo.

A partir de hoy ya no tengo fuerzas, ya ni si quiera quiero soñar, mis metas ya no lo son, ni mis aspiraciones algo que quiera alcanzar, he aceptado la mediocridad y eso me rebaja aún más como ser humano.

Acabo de aceptar todos mis delirios y mis defectos. Ya terminé mi búsqueda, ya no me intereso, ahora solo paso, y paso a paso hasta que me se termine, cuando deba terminarse.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Dulce mentirosa...


Hoy he cerrado los ojos,
mientras el sol me alumbraba la cara,
mientras la música se escuchaba tímida,
y una lágrima calló, de mis ojos, al suelo,
desde lo alto del puente.
Hoy cuando cerraba los ojos y el sol me alumbraba,
me di cuenta de todo lo que tenía,
y lo poco que lo cuidé, y de las cosas tan bonitas que decía,
hoy no las eché de menos, sabía que ya no las tenía,
y por eso la lágrima...

Hoy una canción me hizo sentir seguro,
mientras me desprendía de aquellos recuerdos,
que el sol iluminaba,
y el piano sonaba, y el resto del mundo dejó de existir por aquel momento,
y en aquel momento todo lo de más pasó desapercibido,
como si ya nada importase...

Hoy una lágrima me enseñó la verdad,
y que nunca nada dura para siempre, y que tarde o temprano morimos todos,
mientras ese sol naranja me alumbraba
una lágrima cayó desde mis ojos al suelo,
desde el puente en el que estaba...

Hoy no lo eché de menos, lo echaba en falta...

Don't Die...



He perdido el poco juicio que tenía, se quedó colgando con esas promesas,
mantengo la esperanza, pero guardada por miedo, y la vergüenza no quiere que sepáis quien soy y como un fantasma se esconde con mi amor, que está con odio por que le rompieron el corazón tantas veces que los trozos cuelgan de las tiritas...

A pesar de todo el tiempo que he malgastado me sigue quedando un poco más,
me sigue matando y torturando a cada tick tack, con cada minuto que pasa, cada vez
que me recuerda que no soy, ni estoy, ni seré, ni mañana, ni hoy, y vengativo me da otro minuto en el que me corregirá y me volverá a recordar que no lo conseguiré,
y que al menos estoy vivo, me enseña a disfrutar de la vida, de la vida que tengo y que no tendré nunca más...

Paso a paso me alejo de mí mismo, y me acerco más a algo que desconozco,
y puede que no esté en un camino concreto y no sea lo correcto, puede que esté confuso, pero al menos soy honesto cuando digo que sueño, y sueño que no estoy despierto, que mi vida es otra, y que las calles no son las que hoy piso...

martes, 8 de noviembre de 2011

Busqué dentro de mis ojos lo que he perdido...


Hoy estuve buscando algo para inspirarme,
estuve buscando inspiración,
esa que antes solo con cerrar los ojos me llenaba,
algo por lo que escribir...

Estuve haciendo tachones de frases que no terminaba,
intentando sacar algo en claro,
desahogándome, después de todo, intenté escribir sobre mí,
sobre aquél día que tanto llovía, sobre esa noche,
los pasos en la oscuridad y aquellos gritos que no me dejaron dormir...

Hoy me miré en el espejo y vi a mi enemigo,
me golpeó un par de veces,
hoy me pregunto quién mató a cupido,
y quién se está riendo por ello...

Hoy intenté escribir algo valioso,
algo que me hiciera pensar, y que sacara todo lo que me molesta,
un grito de desesperación tal vez,
un grito tranquilo,
calmado y a mi ritmo...

Hoy intenté escribir algo,
y después de tanto tiempo no lo conseguí,
hoy me paro a revisar...¿que más puedo decir?,
y no consigo aclarar mi cabeza, ya no aguanto,
voy a dejarme llevar, como el final de una canción.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Vagando...


Estoy vagando, está oscuro, 3 A.M. marca mi reloj,
intento llenar los huecos que dejasteis en mí,
guardo un poco de rencor y soy incapaz de deshacerme de él,
puede que después de todo esté equivocado,
y que no sea la persona que esperabais que fuese,
puede que no sea capaz de hacer lo que queríais que hiciera...

Soy una decepción constante, le pongo historias a las caras que se cruzan en mi camino,
lleno de esperanza porque sé que puede brillar una luz esta noche,
puede que encuentre a alguien que me quiera, aunque sea solo esta noche,
y dejo pasos secos en las calles, pasos que no llevan a ninguna dirección,
sin alma, algo tan triste como esas noches...

No sé donde puedo mirar, tampoco lo que quiero encontrar,
pero tengo esperanzas de que esta noche brille alguna luz que me alumbre...

sábado, 5 de noviembre de 2011



Nunca sabré que encontraste entre mi mirada,
y siempre me encuentro fuera de lugar,
cuando nada de lo que tengo me alumbra
y me siento tan solo...

Las calles ya no callan mi llanto,
ni las canciones tristes cantan lo que siento,
ya no tengo quien me escuche,
los dejé de lado, me olvidaron, puede que les echase...

El eco es quien me rebate,
mis palabras mudas, sin sangre,
las ganas de luchar, muertas,
mi corazón ya no me habla,
ya no se lo que me pasa,
si se supone que me pasa algo...

No encuentro las palabras adecuadas,
mi cabeza y yo no nos ponemos para nada, de acuerdo,
no siento encajar, y no sé cuando lo haré, si lo hago...


Me paro y miro estos últimos días,
noto que algo no encaja, el ambiente está raro,
y algo no debería ser como está siendo,
un sentimiento, una mirada, unas palabras,
no se, algo no está en su sitio,
pero que más da si nadie se va a dar cuenta...


Cuando andar por las calles vagando ya no me ayuda,
y siento que todo está roto,
cuando nunca quiero estar solo pero no sé con quien me puedo quedar,
y desconfío de mis sentimientos, y tampoco sé que tengo que sentir...

Cuando una voz de auxilio se rompe en mis labios,
y las lágrimas que soy incapaz de mostrar piden ayuda y no estoy conforme con nada,
ahora, que echo de menos un abrazo sincero, y no soy capaz de ver nada más...
ahora, me siento completamente solo...

jueves, 3 de noviembre de 2011

Había una vez...una noche oscura.


Noviembre...otra vez noviembre.

¿Cuántas noches me habéis visto perecer en el intento de escribir lo obvio?,
¿cuantas palabras no salieron de mi boca?,¿qué esperabais oír?,
¿cuántas disculpas me faltan?, ¿y cuántos minutos pasan por cada error?...

Y vuelta a empezar...otra vez de nuevo.

Lento, pasamos, y nos preguntamos por qué, en realidad sin querer oír la respuesta,
temiendo que nos dañe, y cuando así es, nos extraña...

Aprueba de infiernos, el cielo cae una tarde y por la noche vuelve a subir, lleno de ira, fuego en las venas, los ojos no ven más allá de lo que ven en realidad,
los sentimientos ya no importan, ya no hay más amigos, ya no más oportunidades,
y mañana solo arrepentimiento,
verde entra en mis pulmones, gris sale de mi boca entre los dientes,
y puedo con todo el odio que me rodea, decís que me equivoco y sois vosotros quien os equivocáis conmigo cada vez que me levanto, puedo seguir luchando cuando esté magullado, esto no es tan bonito como una canción, y solo me queda gritar llamando a Dios cuando estoy solo bajo la lluvia andando sin ningún rumbo fijo, puede que venga a rescatarme, puede que me quede solo mientras me rompo, pero no me quedaré para averiguarlo...

Decidme que es el amor de verdad...¿me odiáis de verdad?,salvadme la vida.