Musica

Loading...

domingo, 29 de abril de 2012

Mary Jane

Me encanta cuando me miras insegura, y estas como esperando algo,
me gusta ver cuando te acercas despacito a la cama para ver si estoy despierto,
cuando me susurras y me dices lo feliz que estamos juntos,
me encanta cuando te enciendes y me gusta cuando aún sigues al rededor sin haberte llegado a ir,
me gusta ese color que tienes tan intenso, y tu olor en mi habitación,
esos momentos a solas cuando tocas mis labios casi sensualmente,
me encanta que no sepan por qué estamos juntos y que me juzguen por tenerte entre mis manos...

Me encanta cuando contigo se me olvida todo lo demás,
ese instante soy casi feliz,
cuando me dices que todo va a salir bien y sigues tratando de convencerme,
que si, que la vida es maravillosa y tengo que disfrutarla pero sigo pensando que es mejor si estas aquí,
me encanta cuando vienes con ese perfume diferente, índico, casi sin tenerte puedo estar bien,
y me encanta cuando estamos juntos con mis amigos y nos haces sonreír a todos,
me gusta cuando estamos bien y no te necesitamos,
solo somos jóvenes que se lo pasan bien y lo nuestro jamás será posible,
sigue con ese verde,
pero sé que tarde o temprano se terminará por apagar esa llama que te mantiene encendida,
así que huye entre tu humo María...

miércoles, 25 de abril de 2012

Por si hay algún dios escuchando...

Ando en el eco que producen mis pisadas en el interior,
todo se lo lleva el viento, como si fuéramos polvo, y no se curan las heridas,
hay algo escondido que trato de buscar, hay algo en silencio que trata de salir,
que desgarra como dientes,
sangro y marco el camino a casa por si me pierdo,
siempre tengo una ventana abierta por si tuviera que dejarlo todo,
siempre humo en el ambiente que me protege de lo que viene...

Sigo rodando ladera abajo, he cruzado ya varios ríos, y casi oigo las trompetas finales,
puede que no sea la manera que había imaginado de vivir,
y no sé cual es la forma correcta, no sé qué camino tengo que coger,
pero seguiré todo adelante porque es lo que tengo que hacer,
mi vida no tiene precio, desde el momento en el que brilla el sol dentro de mí,
aunque sea un atardecer que se está apagando, quiero ver como sale la luna...

Alzo mis brazos hacia el cielo y grito, espero que me proteja y me de fuerzas,
pues sé que hay alguien que me guía y me lena de motivo...

lunes, 23 de abril de 2012

Guardo silencio...

Tengo abiertas unas rendijas en las ventanas de mi interior, sopla el viento, silbando, ahuyentando la soledad, me acompaña cualquier dios, mi poca fe y un cigarro que se consume en el cenicero. Una habitación casi vacía y una mente casi completa de ideas extravagantes, algunas locuras, otras no tanto y un ratón que asoma la cabeza de vez en cuando. Un corazón roto y lleno de espinas por colarse en los rosales, valentía marcada con tiza blanca en el suelo,  de fondo trompetas, aunque suenan solo las dos primeras, ya se abrieron los siete sellos, ya se fue quien nos vigilaba desde allá en lo alto, se cansó de desilusionarse continuamente y ahora muerte y maldad son quienes reinan... Mientras el mundo se quema sigo mirando por la ventana esperando que llueva.

domingo, 22 de abril de 2012

Dreams away...


Siempre estarán esas emociones que no pude explicar,
esas calles vacías, las lágrimas que nunca llegaron a salir,
siempre las mismas farolas, las mismas caras, el mismo dios,
estarán los quehaceres, los sueños rotos y las pocas ganas de seguir,
saldrán a la luz esos defectos, la rabia y el dolor,
no dejarán de venir ese aroma a verano, y esos ojos que nos cambiaron la vida,
las vías del metro, que siempre llevan al mismo lugar,
las agujas que marcan el tiempo y las que se clavan bajo la piel,
el miedo ese que no se puede esconder, una habitación a oscuras y una cama para siempre serte fiel,
juntos vienen de la mano, desesperanza y traición que rezas para que nunca te lleguen a tocar.

Todo se olvida, pero sigue siendo igual,
se abandona, algunas palabras duelen, algunas curan,
el tiempo mata, ya no se recita poesía, ella ahora es puta,
soledad le hace compañía siempre cerca suya,
las voces y los gritos se escuchan a través de la ciudad, que en silencio nos ampara...

Algo que antes me curaba las heridas,
ha pasado el tiempo y se lo llevó todo,  sin cerrarlas, pero no sangran,
ahora camino lento y veo como la vida pasa, soy consciente de algo más de todo lo que nos rodea,
intento sonreír, sin más, ser feliz, y estar en paz, intento vivir, y no ser pesimista,
no busco nada en especial, y me suelo conformar con poco,
no espero nada más, y doy siempre de lo que quiero recibir, y sigo caminando,
pensando en mis cosas, intentando que el dolor y soledad que tengo no se noten mucho,
me intento engañar mirándome en los espejos mientras sonrío,
busco "eso" en el fondo de mis ojos, busco y parece que ya no tengo alma, que estoy vacío,
no quiero música como compañía, no quiero una ventana como vía de escape,
no me gusta fingir estar muy bien, ni trasnochar pensando en eso hasta las tantas,
no me gusta mi futuro y no me gusta acostumbrarme a mi pasado,
y sigo con esa sensación de no haberlo dicho todo, y se me queda algo más en el tintero,
pero no quiere salir y me está matando por dentro...

domingo, 15 de abril de 2012

Una canción de Jazz.



Uno se muere lento, se muere en paz, mientras, los ojos no transmiten nada más que un vacío frío, una calma inquietante, y se apagan, como una antigua canción de Jazz, dejan de sonar los instrumentos, se cierran las ventanas...

El aire silva en una casa,
se apodera del silencio,
hay algo que te atrapa entre tanta tranquilidad,
hay una sensación más allá de todo,
pero se escapa por debajo de la puerta,
pero se escapa por debajo de la puerta...

Unos ojos que están atentos a todo lo que ocurre a su alrededor, pasos en falso que no llevan a ningún lugar, una voz dulce que te engañan, te enamoran y no te dejan respirar, las gotas de sangre se deslizan por la pared, sin dejar rastro, no hay nada más escrito en el testamento, se acabó la tinta, porque parecía que siguió escribiendo, dejando solo unas muecas, no hay palabras en los pasillos y los cuadros no tienen ninguna ilustración, no hay miedo en la oscuridad, no hay sitio sin alumbrar, pero ante todo, unos ojos que están atentos a todo lo que ocurre a su alrededor.

Uno se muere lento,
sin dejar nada por hacer,
se muere triste por dejarlo todo hecho,
sin esperar que se vuelva,
sin pelos en la lengua,
dejando un río de sangre, no literal,
pero lleno de lágrimas...
uno se muere lento,
sin decir más y sin avisar,
se va apagando la vida,
como se acaba una canción de Jazz.

domingo, 1 de abril de 2012

Busco alguien a mi espalda...

Hermanos de sangre, aunque sea de diferente madre,
pararme a pensar y a tomar el sol mientras nos fumamos un verde,
guardame el sitio un minuto o dos, que necesito aire,
enseguida vuelvo compadre,
mirame a la cara y miéntete si quieres,
pero sabes la verdad sobre mí,
que soy melómano, y cuido de los míos,
me gusta la vida y ver como se aleja de aquí,
para después volver y hacerme sufrir...

Llenemos el cenicero con recuerdos viejos,
rompamos una lanza y que se junte nuestra sangre,
que prefiero no hacer nada y compartirlo,
que hacerlo todo, solo, perdido en el camino...
Juntame los puntos suspensivos para hacer una línea.