Musica

Loading...

domingo, 9 de diciembre de 2012

Puede que se quede en nada...


Perdóname si al mirarte mueren mis palabras,
si el silencio es lo mejor que puedo darte,
y mis caricias son un amago de mis deseos...

Perdóname si esas palabras un día no son dignas,
pero me encantaría acariciar tus orejas con ellas,
y bajar por el cuello, hasta tu clavícula pronunciada,
y perderme en el hueco que crea...

Perdóname si peco de precavido,
si me escondo entre la gente para confundir mi mirada,
y si me delata el ritmo de mi respiración,
pero no se disimular las ganas de besarte...

Perdóname si es obvio que me quedo con las ganas,
pero el tiempo está en mi contra,
y perdóname si haga lo que haga al mirarte mueren mis palabras...

Rompiendo protocolos...



http://www.youtube.com/watch?v=RZhD7Mcc62Q

Te miraba a los ojos,
tu cuerpo desnudo en la cama y la habitación casi en silencio,
oía tu respiración, lenta, en mi oreja,
los susurros que se precipitaban de mi boca a la tuya...

Hace tiempo que buscaba entre sucedáneos de tu piel,
hace rato que me perdí en los tatuajes de tu espalda,
y llevo rato dando vueltas al lunar de tu rodilla,
pero los rumores de la luna me llevan a los hoyuelos de tu cadera...

La noche tenía buen ritmo,
no parpadeaba para no perderme ningún lugar de ti,
decidí encerrarme en lo que me dejaste ver,
entre la poca luz que entraba por la ventana y tus labios...

Pude olvidarme del resto de ruidos,
y tus manos hicieron el resto,
desde la yemas de tus dedos,
hasta los gemidos furtivos...

domingo, 2 de diciembre de 2012

Mientras siga la noche.


Todo esto es algo así como un suspiro en una noche de invierno, ¿sabes a lo que me refiero?, esa nubecilla de aire que sale de la boca en mitad de una calle y te reconforta sin saber por que, como si hubiésemos soltado una pequeña carga que debíamos soltar, pero se queda en el aire durante unos segundos y te recuerda que hace frío...

Es una noche fría, se están congelando los cristales, estoy en una habitación antigua, de una ciudad muy vieja, y solo estoy alumbrado por un viejo porta velas, la luna intentaba entrar por la ventana poco a poco, ganando terreno a las oscuras esquinas de aquella habitación de hotel.
Estaba abalanzado sobre una mesita de madera, llena de marcas, estaba escribiendo una carta, como decía, era una noche fría y la tinta estaba casi congelándose, estaba todo en calma, reinaba en toda la ciudad un silencio incómodo, se podía escuchar el aleteo de los murciélagos y aves nocturnas, y de vez en cuando el eco de los pasos de algún alma perdida en mitad de la noche.

Y tus palabras se quedaron en mi cabeza como un suspiro en esa noche de invierno...

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Aliviando penas...


Intenté no engañarme más, sabía que no iba a ser como el invierno pasado,
en realidad ya se me olvidó la forma que tenías de mirarme, y el color de tus ojos,
pero no me he hecho a la idea de perder todas las promesas que jamás íbamos a cumplir...
El reflejo de los charcos me recuerda ese ambiente en las calles, lo recuerdo en blanco y negro, y no ha pasado tanto, lo recuerdo en blanco y negro y con esa vieja canción de rock que tanto te gustaba escuchar en tu coche, justo antes de salir de fiesta...
Me acuerdo de aquellas noches interminables por Madrid, recuerdo que por aquel entonces no quería que nada de eso se me olvidase, por aquél entonces... por desgracia aún recuerdo como me susurrabas entre calles, como alargabas mis noches, como y solo tú, podías arrancarme aquella sonrisa de la que me deshice.
He intentado borrar tus últimos mensajes donde me decías cuánto me querías, cuanto me querías...
intenté no soñar contigo y rezo por no verte en mis pesadillas,
y guardo tus palabras en botellas, para que no estén perdidas...

Olvidé que te quería...



Olvidé darte las gracias, y seguí mirando por la ventana, ibas diciendo todo lo que tenías que decir, pero en ese momento me centré en en recorrido de las gotas en la ventana, y me quedé pensando en como nos conocimos, y en como tu sonrisa de repente se volvió en lo más importante que me había pasado hasta ese momento aquel día. Pensaba en como me buscabas en aquel pasillo, entre otras personas que no sabían nada, y recordé lo tonto que fui al no preguntar tu nombre, y no me produjo ningún sentimiento, no me hizo sentir nada, ni una lágrima, ni un suspiro, nada... y tu seguías gritándome al oído cosas que ahora no venían a cuento.

Olvidé las ganas con las que esperaba alguna de tus llamadas de media noche, o cuando recorría el pasillo de madrugada para darte un beso, y como tú me dejabas tus zapatos para que no cogiera frío en los pies... y olvidé esos abrazos que me dabas después de habernos dormido, o cuando te levantabas corriendo por las mañanas...

Olvidé tus malas formas, esas palabras que escogías con cuidado para que cortaran como cuchillas, pero tampoco olvidaré la forma que tenías de disculparse, y como corrían tus lágrimas hasta mi hombro... Olvidé todo lo que te pertenecía, todo aquello que tenía que ver contigo.

Ya no volvería a recordar tu olor en mi ropa, no recordaría jamás tu nombre, ni el color de tu pelo, ni la letra de tus cartas, no volvería a recordar tus pasos hasta la cama cada vez que venías a despertarme...
Pensé que ya nunca jamás volvería a acordarme de que una vez fuiste lo más importante de mi vida, pero me equivoqué...

martes, 20 de noviembre de 2012

Pasa, pesa y cansa.


Estoy cansado ya de todo esto,
de las calles que son testigos,
una y otra vez, de los mismos pasos,
de mi vuelta a casa.

Cansado de las mismas caras,
de los ojos que me acusan,
de mis lágrimas, mis letras,
cansado de las mismas decisiones,
cansado de las mañanas a solas,
y de la falta de tus voces,
de quedarme con las ganas.

Estoy cansado ya de todo esto,
de la tinta que solo mancha mi cuaderno,
de que mi corazón pare en la primera tasca del camino,
todo va muy lento,
y me estoy cansando.

Me cansan todas tus excusas,
esas mentiras de miel,
y tus caricias desgastadas,
cansado de los sucedáneos de tu piel...

Estoy cansado ya de todo esto,
se me ha cansado la mirada,
los pasos que no me llevan a nada,
mis tatuajes y sus historias,
las canciones que nunca escribo,
y estos poemas en los que siempre te repito...

domingo, 18 de noviembre de 2012

Redención...


Descubrí todos mis defectos, todos y cada uno de ellos,
desenterré todos mis miedos, todos lo que me vencieron algún día,
dejé de lado todas mis mentiras, y todas las lágrimas que me curaron,
dejé mis canciones favoritas y todos los caminos de huida,
borré mis huellas, me perdí en tus palabras,
tus ojos me acusaban, cometí el error y creí que me buscabas...

Me mirabas atenta, casi sin perder detalle de mí,
como el que espera que pase algo, buscando fallos,
atenta de que no se te escapase nada, y yo,
que me sentía tan indefenso, como esquivando cuchillos,
avergonzado, buscando cualquier excusa para mirarte,
casi como un niño pequeño...

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Nada.


Cerré los ojos,
los cerré con fuerza, pensando así que desaparecerías de enfrente mía,
pensando así, iluso de mí, que sería todo mucho más fácil,
y más feliz.

Cerré los ojos,
los cerré con fuerza, sabiendo que seguirías ahí,
sabiendo que los sueños, sueños son,
y sueños serán de por vida, si es una vida sencilla.

Cerré los ojos,
los cerré con fuerza, lleno de esperanza,
de ganas de abrazarte, sabiendo que era la última vez que te veía,
y que fuera como la primera vez.

Cerré los ojos,
los cerré con fuerza, esperando algo, con la seguridad de que nunca sería siempre,
con esa voz en la cabeza que no permite una tregua,
y en ese momento me sentí en paz...

Cerré los ojos,
los cerré con fuerza,
y grité con fuerza,
y la nada me respondió con la misma moneda.

Cerré los ojos,
los cerré con fuerza,
sabiendo que jamás los volvería a abrir,
y entonces, todo se apagó, como si nada...

martes, 23 de octubre de 2012

Reina de Selene...


http://www.youtube.com/watch?v=nz542iQchN4&feature=fvwrel
BOB DYLAN- BLOOD IN MY EYES
Como son las cosas de la vida, no sabría explicar lo que siento, nunca se me ha dado bien decir las cosas importantes, no se me dio bien pedir perdón en su momento, o sonreirle a alguien por un gesto amable, nunca se me dio bien decir te quiero a la persona adecuada, no se me dio bien enamorar, y nunca sabré decir las palabras adecuadas en el momento correcto, al igual que no se sostenerte la mirada cuando cuando te confieso lo que siento...
No sabré escribirte la canción que te mereces, ni supe darte la importancia que tenías antes de darme cuenta que podía perderte, siempre di por supuesto que lo sabías. No puedo dejar de romper mi voz cuando te imagino de la mano de tu novio, y no sabré fiarme nunca de la vida, porque hay cosas que están hechas para acabar juntas, y me da miedo averiguar que después de todo el tiempo viviendo juntos, no eramos nosotros...
Me sé todos los tópicos que se dicen cuando se está enamorado, los dije ya en su día, y de lo que me arrepiento es que no te los dijera antes a ti que a cualquier otra persona,
desde hace un tiempo voy viendo como se encamina la vida sin quererlo por un sendero que normalmente no es el que esperamos que sea y no quiero ser otra persona que se lamenta de ese error toda la vida...
Me siento a pensar en ti, y como de costumbre, me recorre un miedo atroz el cuerpo, y es que soy incapaz de verte fuera de mi vida, o me imagino que no seamos siempre nosotros mismo... y fue un día que estaba pensando eso cuando decidí ir con todo...
Aún soy capaz de perderme en tu sonrisa como el primer día que te vi, soy capaz de perder ese tren que me decías, y de alguna que otra cosa más, pero no sabría estar, sin que fueses feliz...

Al fin y al cabo sé que el mal camino por el que me lleve la vida será cualquiera que se aleje de ti, en cualquier sentido...

viernes, 19 de octubre de 2012

Las huellas de tus lunares...

Empecé a escribir sobre ti, sobre tus tatuajes, tus ojos, incluso mencioné tu sombra,
me pasé un día entero cada uno de los rincones de tu cuerpo, y las horas que podía llegar a estar en cada uno de tus lunares,
incluso recuerdo una carta que escribí a tus ojos marrones, y ellos me miraban fríos, pero llenos de lágrimas, y esas lágrimas salieron de tu alma...
Podía estar recordando las caricias de tu pelo sobre mi pecho mientras que duermes, o el ritmo de tu respiración, o lo tanto que me gustaba los estiramientos que hacías recién levantada... podría estar todo un día tumbado en la cama recordando cuando me dejabas tu olor por las sábanas, o como te levantabas los fines de semana con ganas de despertarme bailando sobre mí.
Recuerdo cuando llegaba a casa los días de lluvia, calada hasta los huesos, y lo mucho que te gustaba ponerte mi ropa, aunque te quedasen las mangas colgando y te pisabas los bajos, recuerdo el tiempo que podía pasarme recorriendo desde la punta de los dedos de los pies hasta tu cintura, y lo que me costaba encontrarme en ella cuando me perdía...
Empecé a escribir sobre ti... y me olvidé de que algún día debería dejar de soñar.

jueves, 11 de octubre de 2012

A mí... con lo que me cuesta.

Aguanté con fuerza tu mirada,
y seguí firme los pasos que dabas,
cuidé que las agujas no se te clavaran,
yo, que me perdía en los huecos de tu espalda,
en los lunares, en los labios y en tus palabras,
yo, que nunca aprendo la lección, y siempre vuelvo a confiar en alguien,
me falta valor para dejarlo todo y que no puedo escribir lo que siento...

jueves, 4 de octubre de 2012

Tardas en amanecer...



Me he perdido en cada una de tus miradas,
y sigues sin saber de mí,
te dije que no te abandonaría y no me crías,
hoy,
me mostré tal y como soy,
me sabía tus defectos y me gustaban,
no aceptaste mis derrotas,
camino solo y pensaba que estabas a mi lado,
he tenido que sacar todo lo que tenía guardado...

Me sabía tus canciones favoritas,
y como te estirabas por las mañanas,
como caminas insegura entre la gente,
intenté secar tus lágrimas,
y metí mis sentimientos en un saco con agujeros,
te escribí ese último párrafo que te hizo llorar...

lunes, 24 de septiembre de 2012

Esta noche fue la buena...



Yo al final de la barra del bar, y tu te acercabas mirándome fijamente, diciendo que esta noche es tuya y que el amanecer iba a esperar mas de dos minutos, mientras me conquistas con los susurros y los besos en el cuello, yo no tenía escapatoria, ya sabia que tus sabanas serian mi celda esta noche, y que tus piernas me condenarían una y otra noche, mientras los reflejos de tu pelo me despiertan con ese olor al rocío de esas mañanas de invierno, y la nieve caerá fuera de tu ventana, mientras la ciudad sigue su curso casi sin saber que un pobre diablo se quemaba en el fuego de tus ojos, morena...

lunes, 17 de septiembre de 2012

Una amiga mía me obliga a cerrar los labios...



Tu sombra por el pasillo me advertía de madrugada, esos pasos sigilosos de tus besos por mi espalda, tu pelo haciéndome cosquillas en la cara...
Los últimos versos de la noche, acompañado de whisky con hielos y al son de tu canción favorita, que moría en tus oídos según pasaban las horas...
He perdido todas las oportunidades que me diste, se me olvido el tatuaje de tu espalda con forme avanzó la noche, la nieve que caía lenta, mientras leías las cartas que te escribía, y ese poema que escribí en tu tripa...
Solo pido un hueco en tu memoria que visites de vez en cuando, guardarme junto a todas las palabras que algún día te dije, tumbado al lado de todos los susurros que me pedían tus ojos...
Esos ojos que me miraban cada noche esperando que sorprendiera,
esos ojos que me miran cuando te miro entre la poca luz que entra por la persiana, los mismos ojos que se asoman al balcón y asían libertad...
Soy capaz de perderme en tus palabras, de encontrarme en el espejo del baño, mientras te maquillas,  me arriesgo si tu eres el peligro...

domingo, 9 de septiembre de 2012

Sharif Fernandez Mendez




Yo puedo darte un corazón ansioso por latir,
y otra promesa de esas que nunca voy a cumplir,
mi sangre espesa, que se expresa y no sabe fingir,
cuando te besa con el boli al escribir,
Yo puedo darte, dolor y arte,
noches en vela,
dedicarte las canciones mas hermosas aunque duelan.
Tú, a veces vuelas y te haces de rogar,
y yo en mi hogar,
siempre te espero a que decidas llegar.

Y cuando llegas,
con llagas en tus labios de miel,
me elevas,
me despejas el alma de la piel,
a ciegas, solo juegas...
Trae un pincel,
mientras navegas por mis venas,
en barcos de papel.
Sabes que,
me gusta cuando suave,
te relamas por las ramas,
de mi corazón
que es árbol y está en llamas.
Y ya jamás,
quiero saber nada de otras damas,
si tú nadas
por las sábanas mojadas de mi cama.
Yo te prometo mucho amor
poca fortuna,
si me acompañas,
regalarte alguna luna,
cuando solo tengo arena
en los bolsillos de mis dunas,
y sangre en los nudillos
y el bolígrafo en ayunas.
Tú me salvas,
cuando justo me consumo,
suavecito te desnudas
despacito mientras fumo.
Y ya no hay dudas,
sólo una certeza muda,
perfil de ti desnuda,
que se esconde tras la bruma.
Y tú, a veces tarde,
pero nunca faltas a tu cita,
si el cielo arde
y mi triste canción te necesita,
en otro bar de amor cobarde,
mi corazón grita,
si tu no habitas por las grietas
de su piel marchita.
Me encanta cuando cantas silenciosa,
de repente te presentas tan hermosa,
y me besas, y suave me transportas,
del folio hasta la aorta,
y el mundo con su odio ya no importa,
el mundo con su odio ya no importa.
Sharif... simplemente uno de los mejores poetas vivos que tiene este país...






lunes, 3 de septiembre de 2012

Cada uno tenemos nuestra Kryptonitta.


Estoy aprendiendo a vivir poco a poco, para olvidarme de ello con el tiempo,
por las calles heladas, y las aceras que fueron testigo de los "te quiero" más infieles,
y a cada paso estoy más lejos de casa, condenado en un recuerdo viejo,
he muerto cada noche por no besarla, tengo mis puntos flacos,
y ahora mismo estoy lejos, perdido entre las nubes de su pelo, por algún sitio del cielo,
donde el humo es más intenso,
y el tick-tack del reloj se para,
acompañado de una botella, que está casi acabada...

Busco esa melodía que me transmita paz, esas palabras de consuelo,
alguien que hubiese besado el suelo que piso,
alguien que me quiera sin complejos, busco eso que te calienta por las noches,
un par de miradas que me busquen, una carta, que diga todo lo que siento, y por la noche,
salga la luna y cante algún que otro grillo y fumarme un pisto,
siento como pierdo memoria conforme la botella vacío...

jueves, 23 de agosto de 2012

Con la baraja marcada


Y saber que ando por un camino lleno de problemas,
casi sin atajos,
sin la protección que me dan tus ojos,
marrones,
sin la piedad de los ángeles caídos que juzgan mis errores,
y ver como las calles se vacían,
sonámbulo,
que no saca a bailar mis emociones...

Y perder tu sonrisa de muñeca, los pecados que me llevan a tu cintura,
me perdí por cada una tus pecas,me olvidé de las palabras que no te decía
y sin poder sacarte de mi cabeza, eres la dueña,
y ahora este pobre corazón se encuentra en huelga,
solo me duele cuando late, cuando la música no suena,
pobre corazón errante, lleno de cicatrices, de alcohol en sangre,
y pobre estas páginas que se llenan de tinta con forme mi cabeza se abre...

Solo dos minutos para subir al cielo,
para subir al cielo y volver a caer,
suelo, entre caladas, beber para no verte,
juego por costumbre con la muerte,
por costumbre en un juego donde está echada la suerte...

martes, 14 de agosto de 2012

Mi hermosa Habana...


Canción de:
Aldo Rodríguez (a Danay Suárez)- Danay


Dentro y fuera, estoy aun, tu olor es todo 
si te mueres me muero, 
de separarnos no hay modo...
esto va para todo lo vivido juntos 

Tu inicial en mi antebrazo, tu nombre en mi libreta 
tu mirada en cada paso, en cada trazo de mi letra 
tu poema en la pared, los aretes, mi gaveta 
tus collares en el closet, tu risa en todas mis metas 
tu cara en la moneda por la dos caras hablando 
y tu figura en la TV, se ve hasta de canal cambiando 
tu caricias en mi camisa, tu imagen en los espejos 
tu olor en cada brisa, mis errores, tus consejos 
tu voz en la mañana, en el búcaro de mi alma 
la bicicleta, el trabajo, tus impulsos y mi calma 
la rendija de tu cuarto, la lavadora rota 
tus clases de canto, tus besos… en fin tu boca. 

El parque del ahorcado, mi estomago, el helado 
el aguacero, los celos, la boda y tu peinado 
las madrugadas sin dinero… en la parada de ese ruboyero, 
y los “te quiero” tan sinceros.

El cine, la luna, mis doce gran fantasmas
las noches de amor, satisfacción, placer y alma.
Mi infierno en el hospital, mi fiebre, tu desvelo 
tus mocos, mi pañuelo, mi dolor, tu consuelo 
mi sudor cayendo en ti, las llamadas de una hora 
y mi arrepentimiento… por haberte dejado sola.
La pelota, los sueños, los nocturnos tatuajes 
la azotea, las nubes, aquel blume de encaje 
ese sexo salvaje, la cocina amarilla
el flan de Margot, la comprensión de Lebian 
la primera noche juntos en la escuela en que pincha Bian 
aquel estudio bendito, aquel pajarito, Doris 
la canción para Aldito, en la azotea… aquel fori 
la escoba en tu mano, el malecón es tu carita 
y los viajes a la mar a casa de tía Tatica.

La historia de tu primo, los “restriégame la espalda” 
los “me voy… no puedo mas” y los “me quedo… me haces falta”
y yo aquí, el resbalón, el bosque, mi mañana 
y el pañuelito rojo… cubriendo la lámpara”... 
ese casette de viejo que tato me ponías, mamá África, 
me gustas mucho… lo sabias.
Los sentimientos inmensos de dos seres tan comunes 
y la farola que esta en línea, a la salida del túnel 
mi espalda en el piso, tu brazo retorcido 
el perrito abandonado que nos hizo más amigos 
tu cartica insinuando lo que yo quería saber 
mi corazón palpitando y diciendo “amo a esta mujer” 
mis problemas hoy resueltos gracias a tu valentía 
los pusitos de suero que tu hacías y yo vendía 
maternidad de línea, secretaria de una sala 
teniendo una voz mas penetrante que una bala 
tus guerras por el tiempo, tu tiempo para mi paz 
nuestros nombres en un muro divididos con un más 
tú siempre serás, lo que te has ganado ser 
la mujer de mi vida y de la otra… si vuelvo a nacer. 
La flores bicolor que robaba sin permiso 
para verte sonreír y disfrutar de tal hechizo 
el humo tan molesto, el cesto con la ropa sucia 
mis regueros,
la esquina de Teja, Santa Fe, Buena Vista, 
Nuevo Vedado, ahí siempre estaré 
es que hoy sin ti, para mi nada es valido 
solo soy un caminante con sueños inválidos.

Es cierto que falle y no halle el valor 
para perdonar una actitud provocada por mi error 
hoy comprendo que todo fue por amor 
maldigo cada vez que te colgué y no alivié tu dolor 
y es que tú, no pudiste ser mejor 
me volví un hombre frío cuando anhelabas calor 
cuando te perdí, debí, lanzarme al alcohol 
como por control remoto, sin un remoto control.
Sabias tu que eres única, que eres mi música 
y que me erizo cuando suspiras 
mezclemos mi rap con tu opera 
y hagamos la sinfonía del amor en tiempos de cólera.

Sabias tu que eras única, que eres mi música
y que me erizo cuando suspiras...
tengo un presentimiento, ¿te lo cuento?
creo que me voy a morir amándote 
y te amare después de muerto
pido un aplauso para este amor
que a pesar de todo
sigue aferrado a tu olor 
y a todas las cosas, todos los momentos 
que hemos vivido juntos
créeme nunca los podré olvidar 
para que decirte donde estoy... 
Real 70

domingo, 12 de agosto de 2012

S.O.S.

Que alguien me eche de menos es lo único que quiero... pero no como se añora un momento, o como se echa de menos a alguien que ya no está contigo, lo único que quiero es que alguien sentado a mi lado me mire y se pregunte donde está la persona de hace unos años, ese chico que no se sentía tan solo, tan fuera de lugar,que pensaba que tenía gente con la que contar, que pensaba que siempre había algo bueno y que nunca paraba de luchar, ese chico que no se perdía en humo, que seguía vagando por las calles pero que buscaba siempre alguien detrás de la siguiente esquina... eso es lo único que quiero.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Vives solo, mueres solo...


Otra vez me encuentro solo, escribiendo en lo alto de mi habitación esa última carta que tantas veces he escrito, otra vez sin saber que decir, sabiendo que nadie la leerá, he comprendido que no tengo a nadie, porque los que pensaba que estaban me dejaron vagando bajo la lluvia, y los otros se fueron con el último cigarrillo que fumé...

Otra vez las manos llenas de mi propia sangre, con esos pasos que al fin y al cabo no me llevan a ningún sitio, cargo con mi propio peso y he recogido los trozos que se rompieron de mí, se saben todos mis secretos, los llevo tatuados en mi piel...

Otra vez día de tormento, y esas campanillas son la única compañía que tengo vuelta a casa,  el pasado no sirve de nada, todo quedó hecho polvo, y el futuro no depende de mí.
Podré gritar y dejarme la voz en el intento, pero no viene nadie a mi auxilio, ya no tengo amigos,
se perdieron entre los problemas, casi no puedo ver mis defensas, tengo un hueco para quien quiera sentarse a solas, al lado mía...

lunes, 6 de agosto de 2012

La vida se me va con la tranquilidad ausente...


Eres esas palabras que se me enredan en la garganta y al final nunca digo cuando te tengo en frente, yo no soy mas que las ganas que tengo de besarte...
Me mata ese orgullo perdido cuando me miras, como el que levanta la cabeza y mira al cielo buscando su respuesta en las estrellas, mientras en el pelo se me enredan tus ideas, se me enreda el tiempo que se me cae por las costuras...
Se me acaban las palabras, van arrastras entre las ultimas caladas que nos dimos entre miradas, se acaba ya esta noche de rock, de calles a medio alumbrar, de charcos rotos en mitad de los caminos ya andados de noctámbulos en mitad de Madrid...
Perdí ese momento exacto de mi vida, y si, me arrepiento, ahora soy alguien que pasó, y tu esa chica que entro sin permiso y se quedó sin quererlo... acepta las disculpas de este pobre niño al que le faltó el valor para ser hombre, con las secuelas de un cobarde...

miércoles, 1 de agosto de 2012

... si pudiera tenerte.


Echaré de menos los paseos de madrugada por tus caderas,
las horas en la cama, las veces que me mirabas intentando averiguar esas cosas que solo dice una mirada, las noches enredados entre palabras y los amaneceres al son de esas rock baladas...

He encontrado las ruinas de mi corazón, y los miles de trozos de todas las promesas que lloraban tus ojos, esbocé tus sonrisas, perdido en el mundo, solo en mi habitación,
estoy confundido, y si pudiera andar por tu camino...

Volveré por esas calles casi a oscuras, reincido en las malas costumbres, cuando solía besarte y salir corriendo, desaparecer, como lo hacen las viejas canciones, dormirme en los laureles y bajar de la parra que me tiene mecido, perderme entre tus faldas, que Londres sea testigo de mis sonrisas,
y saber que ando solo, calmado, con un porrito en la palma, sin prisas, mientras, la luna brilla...

Las canciones has sido testigo de esas promesas que se perdieron entre llantos,
puede que sean tus ojos, los que nunca llego a encontrar, o la paz de los santos,
puede que sean tus caricias... solo que ahora me encuentro en mil pedazos...

miércoles, 25 de julio de 2012

Desde un sofá cualquiera...

Esa noche en la que todo parecía rojo, todo oscuro, aquella noche que las farolas parecían las estrellas del cielo, todo tan frío, los cristales de los coches congelados, los charcos no reflejaban más que llantos de desesperanza, esa noche que la calle estaba llena de vueltas a casa, de los mismos pasos de siempre, la misma vieja de la esquina o el camello del callejón... Afloran los sentimientos, como agua estancada, se enfrentan el sufrimiento y la soledad, y mi alma sigue vacía, sin ganas de avanzar por los grilletes que llevan mis pecados... A menudo me vienen a la mente esos momentos cuando nos pasábamos los días en la cama, cuando llovía a fuera y la vida en la ciudad seguía su curso, cuando te miraba fijamente a los ojos mientras dormías, y en mi cabeza siempre esa canción... Ahora camino solo, sin nada que decir, ya se me acabaron las palabras, las historias las he olvidado y los recuerdos siguen siendo los de siempre, ahora simplemente espero, miro como me va matando el tiempo, como de pierde el humo, y la arena de mis huellas se convierte en polvo... Seguiré sin inspiración, vendí a mi musa por cuatro perras, sigo los pasos de un futuro que ya fue escrito, sin iniciativa propia, no sorprendo nunca, tengo un guión, y sigo cargando con las secuelas de un cobarde que me deje enfrentarme a mis propios fantasmas... Fumo, fumo y toso, rezo por alejarme de aquí, no saber lo que me espera, perderme y no saber cuando volver, como cuando me perdía por tus rizos,  volví a las andadas, por desgracia...

domingo, 22 de julio de 2012

Antes de la autodestrucción...


Ya dejé de decir, para siempre,
dejé de mentir y de vagar por las calles,
de sentirme culpable o de callarme las cosas más importantes,
me dejé las ganas de vivir colgadas en el perchero, y el mechero en el bolsillo,
brindo por que aguante, que en un futuro pueda decir, herido pero aguanté,
ya no bailo un tango con la felicidad, ahora paseo agarrado de la mano y su cintura,
mientras juega con su guadaña,
dejó de llover, de salir el sol y de iluminarte la espalda entre las rendijas de la persiana,
dejaron de ser santos los bares, los charcos dejaron de ser cristales y mi alma se libró de los alambres...

Dejé este mundo hace ya tiempo,
me fui bien lejos, dejando todo de lado, todo lo que me dio de lado,
me olvidé del pasado, de las personas que conocí, esos paisajes buenos y malos,
ese olor me dejó de recordarte, olvidé el color de tus ojos y de cómo te gustaba el café,
perdí la fe, la dejé en algún cajón, junto a la sombra de Peter Pan y el dedal de Wendy,
solo un suspiro y de nuevo aquí, alguna vez me perdí, pero siempre estuve ahí,
dejé de seguir pasos, de andar con rumbo fijo, de ver y no hacer nada...

Me fui, lo dejé todo y después volví...

sábado, 7 de julio de 2012

Tengo las secuelas de un cobarde...



Noches en las que mi cabeza no paraba de rogar, salir de aquí,
gritos en mitad del silencio anhelando piedad,
lágrimas secas que mojaban el suelo con cada paso que dejaba atrás,
personas que no miraban más de la apariencia,
personas que jamás se pararon a preguntar si realmente estaba feliz junto a ellos...
Ahora tengo un vacío que no voy a llenar,
echo de menos cosas que nunca llegaron a suceder, y otras que ocurrieron en mi cabeza, extraño esos días en los que parecía que no había nada más, simplemente una calma que reinaba,
no había que preocuparse, esos momentos...

Ahora solo me tengo a mí, que irónico,
y solo me quedan mis palabras de consuelo,
y solo me queda una habitación vacía,
no hay humos, no hay luna, ni paseos interminables,
no tengo calma, ni cielos naranjas, no hay querida,
ni besos en falso...
Hoy no se cuentan historias, no me sé la vida de nadie y nadie me escucha, ya no existen los amigos de la infancia,
los primos se fueron alejando,
no hay aventuras nuevas, no hay ganas de continuar,
no hay orden, ni motivación,
solo polvo de lo que antes era una vida...

domingo, 1 de julio de 2012

Tengo miedo

Al final era cierto, al final era yo el único culpable de todo, el que nunca escuchaba y nunca estaba ahí, era el que no decía esas palabras que esperabas...
Fui yo todo el tiempo, me pasa por fingir que estoy feliz, cuando en realidad lo único que quiero es llorar...

martes, 29 de mayo de 2012

A la espera...


En ese mismo momento en el que me mirabas, justo cuando nuestras palabras no decían nada y yo no sabía lo que iba a pasar, te besé... y entonces me senté a esperar lo peor, como siempre he hecho, aparté mi confianza y mi esperanza y me senté, mientras el tren seguía su camino, sin tú decir nada, solo me mirabas como esperando una explicación que yo no sabría darte...
Miraba por la ventana y no paraba de imaginarte un montón de veces, pero solo que te ibas y
esa era mi única visión de lo que pasaría a continuación...

martes, 15 de mayo de 2012

Ayer fue difícil para todos...

Al final me quedé solo, con tantas ganas de vivir, al final no hago nada de lo que me propongo,
y me ves caminando por la calle, sin ningún rumbo por el simple hecho de mantener la mente fuera de todo lo que me rodea, he perdido el gusto por la música, y casi no lloro,
miro a mi alrededor y no hay fotos, me he deshecho de los recuerdos, estoy yo solo,
ya no hablo con nadie, me pesan las palabras, los ojos, me cuesta confiar hasta en mí,
ya no pasa nada en mi vida, ya no valoro las cosas, y todo me duele...

Ando pensando en como mejorar y hacer feliz a los pocos que están, pero paso desapercibido,
voy mirando al suelo y finjo que sonrío, voy contando cuanto tiempo me queda para desaparecer...
He desaprovechado todo tipo de oportunidades, algunas que volvieron y otras que jamás volverán,
ahora solo me toca esperar a que el olor de los últimos besos se seque, solo queda volver a empezar,
y que vuelva ese olor a nuevo, ese verano, y perderme entre su pelo, y perderme entre mi gente...

Vuelvo de nuevo a repasar todo lo que hice mal, y escucho aún mis palabras retumbar en mi cabeza,
porque no sé como llegué hasta aquí y como voy a volver sin ayuda, no sé como cruzar la línea, y es que no entiendo que pasa...

domingo, 13 de mayo de 2012

El silencio del amigo nos condena...


Si pudiera mentir diría que eres tan solo un rato de mi vida,
si me pudiera engañar a mi mismo diría que eras simplemente un sueño, y si pudiera hacer una promesa, juraría que jamás volvería a pensar en ti...
Si supiera escribir lo que quiero decirte realmente, no lo leerías,
y si pudiese besarte una vez más, podría acostumbrarme a ellos,
si pierdo la cabeza cuando te tengo cerca, o si se me acelera el pulso cuando me dejas a solas con tus piernas...
Si pudiera ser eso que tanto esperáis, lo sería, porque prefiero veros felices... y si tuviera las respuestas que andáis buscando os las daría, ya no tengo nada que esconder y me ahogo en mi propio llanto.
Si ando solo por la calle es porque sé que realmente estoy solo, y si he roto tantas promesas es porque sabía que nadie esperaba que las cumpliese... aunque a veces me arrepiento, no soy ya quien fuere en su momento, ni el mismo de hace 3 días, pero tampoco quiero ser un cuerpo vacío, extinto de alma, de ganas, aunque se me van olvidando las razones por las que hago lo que hago...
Si fuera un rebelde y me dijerais que no lo fuese, no lo sería, y si lo quisierais lo volvería a ser,
no tengo una personalidad predefinida, pues todo cambia según avanzamos, pero podría seros fiel si realmente quisierais...
Si hablo demasiado es porque no se me escucha, o no tengo esa sensación, y si no gusta lo que digo podéis pedirme que me calle,
nunca he despreciado una crítica, y siempre intento mejorar...
Solo dispongo de estas palabras, que, después de todo, son palabras usadas, no he dicho nada que no se supiera, ya no guardo nada para mis adentros, ya no dejaré pasar las cosas importantes, y sé que estas palabras morirán aquí, sin ser leídas, sin que se me escuche moriré cuando termine todo esto, sin que se me den esas últimas palabras me iré sin más, a ningún sitio en concreto,sin sentido, ya no viajo con rumbo, solo en busca de un corazón que guarde algo de mí, ni si quiera tiene que ser lo más importante...
Puede ser, tal vez o quizás siga vivo, pero si no paráis a preguntar solo veréis un cuerpo y una sonrisa...pero será un cuerpo carente de sentido en su totalidad y una sonrisa que no tan en el fondo no es alegre...

lunes, 7 de mayo de 2012

Tanto buenos como malos...


Hay calma fuera, no se oyen gritos, y el humo sigue su curso,
fumo, y suspiro, el piano me dice lo que escribir, y me olvido del mundo,
finjo que sonrío y sigo mi camino,
me tumbo en la cama y me vienes a la mente, como el que no quiere la cosa,
ese ambiente a verano que entra por la ventana aunque en realidad caen las hojas de los árboles,
caen los sueños a mis hombros, caen los besos, se me cae el cielo encima,
hago algunas preguntas, pero no estoy seguro de querer escuchar las respuestas,
busco ese momento especial para besarte pero se me pasa por alto,
por algo, pero no sé por qué,
ya no se me para el tiempo, y los días buenos van pasando tanto como los malos...

Aquí hay un hombre roto, que ha perdido cualquier esperanza,
pero hay otro que intenta salir a la superficie,
solo quiero coger aire, solo quiero un momento de tranquilidad y paz absoluta,
y busco algo por lo que seguir subiendo...

domingo, 6 de mayo de 2012

Casi llego a mi destino...

Ando en busca de una paz que he comprendido que nunca alcanzaré,
ando por una calle oscura, con charcos, donde retumba el sonido de los pasos,
pero sigo caminando, sin nadie de la mano, ni a mi espalda, ni a mi lado... solo camino,
hay días que me levanto y pienso en dejarlo todo, que río y no sé los motivos,
que lloro sabiendo que no voy a cambiar nada, que sigo caminando y nadie me espera,
y ya no hablo porque no consigo decir lo que siento...

Casi ando muerto, casi...
casi todo se me viene encima, sin ningún motivo, y casi todo son borrones en una hoja en blanco,
ya casi ni respiro, casi nunca...
casi todo me está pequeño, menos la vida que me viene grande,
ahora casi nunca pienso, casi nunca...

martes, 1 de mayo de 2012

Faltan las palabras...

Hoy no busco tu compasión, ni esa mirada que me lanzas cuando estas enfadada desde el otro lado de la habitación, hoy el día se levantó revuelto, en todos sus aspectos.
Ya no se escucha nada más, la casa está en silencio, afuera está lloviendo, y las gotas contra el cristal son las únicas que se atreven a ser escuchadas, tu mirada lo dice todo y yo ni siquiera abro los ojos...

Las palabras quedan muertas y las paredes callan,
hoy no busco tu compasión, estoy triste sin más y eres incapaz de verlo,
solo busco algo de compañía, aunque se adueñe el silencio y el sol no salga,
hoy perdí la esperanza en lo que me rodea, y mis fuerzas se dieron por vencidas, hoy no escribo más que las últimas gotas, me fumé las chustas y no veo claro aquello de que el zumo compensa exprimir la fruta...

Hoy guardé un minuto de silencio...
Perdí el rumbo, y me guardo mis opiniones, no busco sonrisas que me alegren el día, ando en busca de nuevos corazones que me den la vida.

Hoy se terminó todo, incluso lo que estaba a medias, y ya no empieza nada más,
ya no hay colores, ni ese ambiente a verano, no llueve pero las calles están llenas de charcos,
hoy sin más me quedé sin nada...

Hay cosas que solo pasan una vez...

Nunca fui capaz de sumergirme entre tus sueños, ni de ver más allá de lo que decían tus palabras,
nunca miré a través de tus ojos,
ni vi esos problemas que te rondaban la cabeza, no aprendí las callejuelas que me llevaban a tu cama,
ni tus más o tus menos,
no supe acariciar tu piel, ni aprovechar esas cosquillas que me hacía tu pelo,
no moría cada vez que discutíamos, pero tampoco escuché esa música de fondo cuando me besabas...

No veía a nuestros hijos por los pasillos, ni el sol entrar en el dormitorio alumbrando justo tu cara,
no perdí las oportunidades que me dabas pero no las aproveché,
no fui capaz de llenarme de valor, y no ande por las calles en tu busca, perdóname...

domingo, 29 de abril de 2012

Mary Jane

Me encanta cuando me miras insegura, y estas como esperando algo,
me gusta ver cuando te acercas despacito a la cama para ver si estoy despierto,
cuando me susurras y me dices lo feliz que estamos juntos,
me encanta cuando te enciendes y me gusta cuando aún sigues al rededor sin haberte llegado a ir,
me gusta ese color que tienes tan intenso, y tu olor en mi habitación,
esos momentos a solas cuando tocas mis labios casi sensualmente,
me encanta que no sepan por qué estamos juntos y que me juzguen por tenerte entre mis manos...

Me encanta cuando contigo se me olvida todo lo demás,
ese instante soy casi feliz,
cuando me dices que todo va a salir bien y sigues tratando de convencerme,
que si, que la vida es maravillosa y tengo que disfrutarla pero sigo pensando que es mejor si estas aquí,
me encanta cuando vienes con ese perfume diferente, índico, casi sin tenerte puedo estar bien,
y me encanta cuando estamos juntos con mis amigos y nos haces sonreír a todos,
me gusta cuando estamos bien y no te necesitamos,
solo somos jóvenes que se lo pasan bien y lo nuestro jamás será posible,
sigue con ese verde,
pero sé que tarde o temprano se terminará por apagar esa llama que te mantiene encendida,
así que huye entre tu humo María...

miércoles, 25 de abril de 2012

Por si hay algún dios escuchando...

Ando en el eco que producen mis pisadas en el interior,
todo se lo lleva el viento, como si fuéramos polvo, y no se curan las heridas,
hay algo escondido que trato de buscar, hay algo en silencio que trata de salir,
que desgarra como dientes,
sangro y marco el camino a casa por si me pierdo,
siempre tengo una ventana abierta por si tuviera que dejarlo todo,
siempre humo en el ambiente que me protege de lo que viene...

Sigo rodando ladera abajo, he cruzado ya varios ríos, y casi oigo las trompetas finales,
puede que no sea la manera que había imaginado de vivir,
y no sé cual es la forma correcta, no sé qué camino tengo que coger,
pero seguiré todo adelante porque es lo que tengo que hacer,
mi vida no tiene precio, desde el momento en el que brilla el sol dentro de mí,
aunque sea un atardecer que se está apagando, quiero ver como sale la luna...

Alzo mis brazos hacia el cielo y grito, espero que me proteja y me de fuerzas,
pues sé que hay alguien que me guía y me lena de motivo...

lunes, 23 de abril de 2012

Guardo silencio...

Tengo abiertas unas rendijas en las ventanas de mi interior, sopla el viento, silbando, ahuyentando la soledad, me acompaña cualquier dios, mi poca fe y un cigarro que se consume en el cenicero. Una habitación casi vacía y una mente casi completa de ideas extravagantes, algunas locuras, otras no tanto y un ratón que asoma la cabeza de vez en cuando. Un corazón roto y lleno de espinas por colarse en los rosales, valentía marcada con tiza blanca en el suelo,  de fondo trompetas, aunque suenan solo las dos primeras, ya se abrieron los siete sellos, ya se fue quien nos vigilaba desde allá en lo alto, se cansó de desilusionarse continuamente y ahora muerte y maldad son quienes reinan... Mientras el mundo se quema sigo mirando por la ventana esperando que llueva.

domingo, 22 de abril de 2012

Dreams away...


Siempre estarán esas emociones que no pude explicar,
esas calles vacías, las lágrimas que nunca llegaron a salir,
siempre las mismas farolas, las mismas caras, el mismo dios,
estarán los quehaceres, los sueños rotos y las pocas ganas de seguir,
saldrán a la luz esos defectos, la rabia y el dolor,
no dejarán de venir ese aroma a verano, y esos ojos que nos cambiaron la vida,
las vías del metro, que siempre llevan al mismo lugar,
las agujas que marcan el tiempo y las que se clavan bajo la piel,
el miedo ese que no se puede esconder, una habitación a oscuras y una cama para siempre serte fiel,
juntos vienen de la mano, desesperanza y traición que rezas para que nunca te lleguen a tocar.

Todo se olvida, pero sigue siendo igual,
se abandona, algunas palabras duelen, algunas curan,
el tiempo mata, ya no se recita poesía, ella ahora es puta,
soledad le hace compañía siempre cerca suya,
las voces y los gritos se escuchan a través de la ciudad, que en silencio nos ampara...

Algo que antes me curaba las heridas,
ha pasado el tiempo y se lo llevó todo,  sin cerrarlas, pero no sangran,
ahora camino lento y veo como la vida pasa, soy consciente de algo más de todo lo que nos rodea,
intento sonreír, sin más, ser feliz, y estar en paz, intento vivir, y no ser pesimista,
no busco nada en especial, y me suelo conformar con poco,
no espero nada más, y doy siempre de lo que quiero recibir, y sigo caminando,
pensando en mis cosas, intentando que el dolor y soledad que tengo no se noten mucho,
me intento engañar mirándome en los espejos mientras sonrío,
busco "eso" en el fondo de mis ojos, busco y parece que ya no tengo alma, que estoy vacío,
no quiero música como compañía, no quiero una ventana como vía de escape,
no me gusta fingir estar muy bien, ni trasnochar pensando en eso hasta las tantas,
no me gusta mi futuro y no me gusta acostumbrarme a mi pasado,
y sigo con esa sensación de no haberlo dicho todo, y se me queda algo más en el tintero,
pero no quiere salir y me está matando por dentro...

domingo, 15 de abril de 2012

Una canción de Jazz.



Uno se muere lento, se muere en paz, mientras, los ojos no transmiten nada más que un vacío frío, una calma inquietante, y se apagan, como una antigua canción de Jazz, dejan de sonar los instrumentos, se cierran las ventanas...

El aire silva en una casa,
se apodera del silencio,
hay algo que te atrapa entre tanta tranquilidad,
hay una sensación más allá de todo,
pero se escapa por debajo de la puerta,
pero se escapa por debajo de la puerta...

Unos ojos que están atentos a todo lo que ocurre a su alrededor, pasos en falso que no llevan a ningún lugar, una voz dulce que te engañan, te enamoran y no te dejan respirar, las gotas de sangre se deslizan por la pared, sin dejar rastro, no hay nada más escrito en el testamento, se acabó la tinta, porque parecía que siguió escribiendo, dejando solo unas muecas, no hay palabras en los pasillos y los cuadros no tienen ninguna ilustración, no hay miedo en la oscuridad, no hay sitio sin alumbrar, pero ante todo, unos ojos que están atentos a todo lo que ocurre a su alrededor.

Uno se muere lento,
sin dejar nada por hacer,
se muere triste por dejarlo todo hecho,
sin esperar que se vuelva,
sin pelos en la lengua,
dejando un río de sangre, no literal,
pero lleno de lágrimas...
uno se muere lento,
sin decir más y sin avisar,
se va apagando la vida,
como se acaba una canción de Jazz.

domingo, 1 de abril de 2012

Busco alguien a mi espalda...

Hermanos de sangre, aunque sea de diferente madre,
pararme a pensar y a tomar el sol mientras nos fumamos un verde,
guardame el sitio un minuto o dos, que necesito aire,
enseguida vuelvo compadre,
mirame a la cara y miéntete si quieres,
pero sabes la verdad sobre mí,
que soy melómano, y cuido de los míos,
me gusta la vida y ver como se aleja de aquí,
para después volver y hacerme sufrir...

Llenemos el cenicero con recuerdos viejos,
rompamos una lanza y que se junte nuestra sangre,
que prefiero no hacer nada y compartirlo,
que hacerlo todo, solo, perdido en el camino...
Juntame los puntos suspensivos para hacer una línea.

viernes, 30 de marzo de 2012

Please don't forget me...



La misma sensación de invierno que el año pasado,
lágrimas, recuerdos fríos, viejos amigos que nunca volverán,
nuca pensé que sería demasiado tarde para cumplir los sueños,
pero a veces se hace demasiado tarde y a veces es demasiado temprano...

Se anclaron las miradas, nunca volveré a cambiar por nadie,
y no puedo recordar las palabras que me dijiste pero sacaste lo mejor de ti,
lo vi en tu mirada, ahora casi se apaga la vida, el otoño a pasado sin más,
las hojas cayeron, todo se hizo realidad, y recuerdo como te fuiste sin despedirte,
sin mirar atrás, sin mirarme a la cara, nunca olvidaré a una persona como tú...

El eco de mis recuerdos me duele en el pecho,
me quedo sin habla y no sé qué más hacer,
parece que ayer era todo mucho mejor, estaba siempre más feliz, se veía en mi cara.
Ahora estoy completamente vacío, ya dí lo mejor de mí, ya lo perdí todo, y no olvido
lo que significaba todo eso para mí, no olvidaré jamás lo que significó para los dos,
y puede que no fuéramos los mejores, pero eramos para cada uno...

La tarde se echa sobre mí,
la luna parece que quiere salir y el sol parece que ya se está escondiendo,
no hay nada que me alumbre cuando estoy cayendo,
y todas mis pesadillas se hacen realidad, caigo en el olvido...

lunes, 26 de marzo de 2012

Soy un niño perido que ha crecido en el olvido...

Las sombras se hacen cada vez más grandes, lo abarcan todo,
se hacen con el control de mi vida,
las palabras se hacen un nudo en mi boca,
mis musas me han abandonado, y ya no me queda nadie a quien llorar,
siempre escribo de lo mismo, siempre estoy solo,
sigo siendo yo pero, en el fondo sé que he cambiado en todo,
ya no me enamoro, ya no busco nada más allá que tres caricias y un polvo,
voy vagando por las calles, soy ese extraño,
me siguen voces de gente que me ve pero me hago el sordo.

Voy a jugarmela otra vez, no voy a levantar,
tengo más ganas de perder que de ganar,
he perdido mi fe, he perdido mi camino de vuelta a casa,
y firmo con otro nombre, voy por la calle, solo, alocado como las balas,
no me sirven de nada las charlas, las miradas, o palmadas en la espalda,
no hay compasión, no hay amistad, no hay amor, ni se esperan cosas distintas.

Todo es igual que siempre,
los mismos ruidos en mi casa, las mismas caras,
los mismos errores, todo escrito con la misma tinta,
mi imaginación a muerto a manos de mi soledad,
sigo teniendo esas ganas de vivir, pero alguien las quiere enterrar,
creo que soy yo mismo, esto debe de ser una pesadilla,
he perdido la cuenta de todo, intento cazar al vuelo sonrisas y lágrimas escondidas...

Hace tiempo que no tengo a nadie,
o que no escribo de otra persona,
ya no tengo secretos,
y hace mucho tiempo que no tengo un folio en blanco delante,
ya no recurro al amor para escribir, ni fumo para no llorar,
hace tiempo que la luna no se asoma a mi ventana,
hace tiempo que no me importan las horas, ni la pena o la gloria,
he perdido mi alma, mis principios y mi cartera,
ya no hago promesas pues tengo un millón rotas en el cuello,
no voy hasta el final cua do algo parece perdido,
me doy por vencido y disfruto de las vistas que haya desde el suelo...

Me ando buscando por algún motel de carretera...

Un alma encerrada...

En realidad no puedo escribir nada nuevo,
soy un gato doméstico, encerrado en mí mismo,
que ando en busca del lugar más como para ver como el mundo sigue,
guardo los secretos de una casa que no habita nadie,
aguardo impaciente, pero nadie me echa de comer,
miro por la ventana, mira la vida como pasa,
mi pelo no luce, mi alegria es pasajera y mis bigotes son canosos, y mustios...

Ansío ser un gato callejero,
a saber lo que me espera, qué comeré hoy, quien me hará hoy compañía,
no depender de quien entra o sale, que me queden dos o tres vidas porque las otras se me fueron
en el intento de algun plan absurdo, pero que quería vivir,
mirar como las calles se vacían, la nostalgia de un hogar roto,
como los gatos de mi camada se buscan las vidas...

Hoy desperté siendo un gato doméstico y estoy a ver si me escapo...

domingo, 4 de marzo de 2012

Cosas del destino...




Cuanto tiempo hace que no sonrío de felicidad, hace tanto tiempo que vengo fingiendo estar muy bien,
hace tanto que no me encuentro a gusto y en paz conmigo,
ando desde hace tanto tiempo en círculos, buscándome a mí mismo,
sin encontrar nada,
he prometido tantas veces que iba a volver...
Hace mucho tiempo que me pesa la espalda,
y me tengo heridas en la garganta de ahogarme entre palabras de socorro.

Y no sé que soluciones hay,
no sé que posibilidades tengo de vivir,
dime por favor, ayúdame, lo grito y nadie me oye,
voy a acabar muy lejos, sin conocer a nadie,
con una nueva vida,
no sé donde estoy, iré a donde sea, para volver aquí de nuevo...


He perdido la ultima esperanza que tenía,
la he lanzado al aire y veo como vuela,
y no sé que será de mí pero por favor no me abandones,
porque juro que volveré a caer, como siempre caigo...
Puedo sentir como vienen a por mí pero no me ven,
puedo ver como me están buscando pero no saben quien soy...

Al final encontraré a alguien, no me daré por vencido,
sé que estás esperando por mí y que me estás buscando,
puedo ver como te acercas a mí sin saber que seré yo...

miércoles, 29 de febrero de 2012

Silencio en mi alma...

Dos fogonazos que alumbraron todo el callejón y un camino de baldosas rojas que iluminaban, con esa luz tenue, un final como otros en esa ciudad, pasos firmes bajo la lluvia, pasos que retumbaban en todo el vecindario, que entraron en lo más profundo de algún corazón...

Los ojos casi blancos, la vida que se le apagaba, como se cortan unas cuerdas de guitarra, crujían, agudos aullidos en una habitación abandonada,
la boca llena de palabras sin decir,
tumbado, mientras las gotas empapaban una alma más, que,
sin más esperas remontaba ya río arriba...

La mente en blanco, como una flecha que atraviesa mi cabeza,
el mundo seguía su rutina, mañana alguien se levantaría sin saber que su vecino no le va a saludar más,
y su hijo no sabrá que su padre no volverá,
nadie escucha anda ahora, nadie pide perdón ya,
nadie hoy...
Mientras, mi cigarro se encendía, parpadeante por cada calada,
y el humo desaparecía, mis labios estaban fríos, mis pulmones estaban fríos,
pero el humo calentaba poco a poco esas cosas,
no importaba, en ese momento no me tenía que preocupar por otra cosa,
las balas no se pueden cambiar, le arrebataron la vida,
ha cambiado la mía...

Una ciudad en mitad de la noche que grita pidiendo socorro,
una persona perdida que deja unas huellas,
una plegaria entre los llantos del arrepentimiento,
un alma perdida y un alma desquebrajada como el papel,
un Dios que juzga y condena,
una noche cualquiera...

En silencio mueren mis auxilios...

Ando perdido y sin rumbo,
no sé que decir, tengo un nudo en la garganta,
me ahogo en las esquinas,
al corazón le puse caparazón..

Me he sentido decepcionado, sin saber que hago mal,
he perdido el tiempo, la esperanza, la razón y la paciencia,
ando en busca de algo que nunca podré conseguir,
hablo de cosas que nadie comprende, hablo de cosas que todos saben,
he vuelto a nacer más de una vez y cometí una y otra vez los mismos errores,
seguí escribiendo sabiendo que no sería leído,
hablé sin que nadie me escuchase,
he querido a personas que me han demostrado que hacía mal queriéndolas, y,
dejé pasar oportunidades que sé que jamás se volverán a repetir,
rodé y me dejé llevar, porque también tiré del carro y no supe a donde llevarlo,
escuché antes de hablar, porque ya metí la pata al alzar la voz,
me dejé corregir porque me gusta aprender.

He perdido verdaderos amores por estar atento a otras cosas,
hice cosas que están mal, y cosas que nadie sabe que he hecho,
he mentido y he jurado por mi vida decir la verdad,
puse la mano en el fuego sin miedo a quemarme por otras personas,
acabé abrasado,
he dejado de contar los minutos del día para empezar a contar las veces que sonrío por estar vivo,
he vivido cosas que no debería y me ha faltado por vivir cosas que necesito,
me he tatuado, he cometido fallos,
cerré la puerta, y no dejé entrar a nadie,
porque ya la dejé abierta y nadie se preocupa por alguien como yo...

He gritado mil veces que necesito ayuda, y nadie ha venido,
ahora me limito a fingir que sonrío y me preguntan por qué...
Hay cosas que no me han matado, pero me han herido,
tengo heridas que nunca curan, una especie de rencor acumulado,
rabia en lo hondo y perdón en otro lado.

He perdido mi credibilidad, porque nadie se paró a escucharme,
he aguantado callado cuando tuve que despertar y levantarme,
dejé que me pisasen, que me mirasen mal, que dijeran cosas que no son,
dejé de ser yo,
dicen que me conocen, que saben todos mis errores,
pero no son capaces de decir alguna de mis pocas virtudes,
rompí mi voz en pedazos y corté mi rabia con sus trozos,
perdí el poco sentido común que me quedaba y no lo echo de menos,
ahora ame critican por ello,...

He buscado explicaciones que no quería,
busqué dentro de mi alma algunas respuestas, pero solo encontré soledad y miedo,
estoy repleto de miedos, y la sensación de soledad cada vez es más grande...

He volado libre como un pájaro, y me han atado en corto
he quemado fotos del pasado que no quería recordar,
he olvidado besos, caras y compromisos,
antes confiaba, tenía un poco de fe en las personas que me rodeaban,
ahora sé que no debo hacerlo,
he dejado que entre nueva gente en mi vida cuando lo único que quiero, es,
conocer a tres personas pero conocerlas de corazón...