Musica

Loading...

jueves, 6 de octubre de 2011

A fuego lento...


Ahora, justo ahora que empezaba a odiarte,
justo cuando tu sonrisa me dejaba de gustar,
y no quería más tus besos,
que no me importaba ver como te ibas...

Empezaba a cogerle asco a tu forma de tocarme,
esa forma de hacerme sentir único,
en este momento, en el que tus últimas palabras retumban en mi oído,
justo cuando decido darme por vencido...

Ahora, justo ahora que empezaba a asimilar que te habías ido,
que tus miradas se perdían por fin entre la gente,
justo que me quedaba sin fuerza en las palabras,
ahora que la rabia de mis puños no tenía objetivo...

Estaban en llamas tus fotos,
pocas, pero todas ardían,
tus cartas, rotas en el suelo,
las letras unas en un sitio,
otras en otro, perdidas,
mis tatuajes, todos, sin excepción, tapados,
mis lágrimas ya no iban por ti,
nuestra historia, olvidada,
perdida en una calle de París...

Ahora, justo ahora que empezabas a olvidarte de mi todos los días,
todas las tardes,
justo cuando me veías sin besarme,
que parecía que no se iba a terminar,
justo ahora que empecé a saber vivir sin ti,
te tumbas en la hierba, justo a mi lado,
y me pides que te bese...

2 comentarios:

  1. Ha sido largo el camino para desandarlo de nuevo...y tener que volver a caminarlo. Te lo digo por todos los pasos que di sin moverme del sitio. Por fin, ahora que ya no espero llegar a ningun lugar, por fin ahora, me muevo de nuevo. Y es que hay espirales difíciles de sortear, y te chupan y te arrastran hasta el fondo del remolino. Pero cada cual, anda su camino.
    Un besazo poeta mío!

    ResponderEliminar
  2. Hoy precisamente, pensaba en voz alta y me oyeron las musas que comparten tu poesía, hoy precisamente tus palabras son más bellas, eres grande, dueño de tus propias llamas. Me encanta como escribes, lo sabes...

    ResponderEliminar