Musica

Loading...

sábado, 18 de julio de 2009

Te echo de menos...


Unas 3 horas debajo de las sabanas,con el frío de la soledad que provoca el invierno,de rrepente,algún golpe extraño en la calle me hace abrir un ojo poco a poco,me asomo temeroso entre las sabanas,me topo de morros con la ventana,no entra la luz,me extraña,buscando,en la silla que hace de mesilla,un reloj o algo que me guíe,son las 6 de la mañana,el sol todavía no sale del todo,y solo alcanza a iluminar ciertas cosas,me pongo los pantalones y unas zapatillas,me lavo la cara,me coloco los cascos del i pod,me subo a la buardilla,y me cuelgo por la ventana para llegar al tejado,me saco del bolsillo una libreta y un boli,me pongo mirando al sol,que va saliendo poco a poco,cada vez un poco mas rápido,llegado un punto a la mitad de la estrella que se para,se me queda iluminando las gafas de sol,una brisa se acerca a mi,refrescandome la piel,y algún que otro recuerdo de un país vecino tal que a esa ora era mucho mas bello que una simple torre eifel,simplemente mirando a la cama....sigo intentando escribir algo con coherencia pero el sol me impedía ver con claridad...-en realidad no era el sol,si no que al recordar parís se me saltaron unas pocas lágrimas sin querer,aterrizando desgraciadamente alguna en mis gafas y otras corriendo la tinta dibujando formas extrañas,pero entendible la letra...Son ya las 9 de la mañana,y el sol sale ya del todo,pero no mucho mas,en la pagina de mi cuaderno solo ha abanzádo la lágrima arrastrando con ella algo de unas letras,pero sigue casi toda el blanco,me arrastro asta el borde del tejado,y dejo colgando mis piernas,miro a mis cordones que están desatados,de ellos cuelgan algunas gotas de agua,veo como lentamente va goteando y mojando el suelo lo suficientemente lejos como para partirme ambas piernas,y es absurdo lo que se me pasó por la cabeza,pero lo hice....me puse de pie,avance tembloroso hacia a tras,mire al cielo,levantándome un poco las gafas,me deslumbro el sol y me las puse corriendo,me guarde el boli y el cuadernillo en el bolsillo trasero,mire al edificio que se situaba unos pocos meros enfrente de mi casa y que era un poco mas pequeño,así que parpadee con fuerza tanto que se derramo una lágrima por mi ojo derecho,pero deje que recorriera toda la cara,me ajuste los cascos del i pod,y empecé a correr,y salté...de repente se hizo un silencio casi mudo,y un olor a sangre recorrió toda mi nariz,mi visión se volvió en blanco y negro,un sabor a pasado me volvió a la memoria,y la música se detuvo,y de rrepente abrí los ojos,me encontraba sentado contra la chimenea,el cuaderno todavía tenia las lágrimas húmedas,el boli en la mano,y el sol entraba por una de las lentes que tenía un agujero pequeño,me metí en mi casa de nuevo,e intenté dejar de pensar en ti durante las 5 horas mas cortas de mi vida,durante lo que duré estando inconsciente en el suelo de mis habitación por que me caí de la ventana...Pero ni aún inconsciente logré no pensar en ti,así que comprendí que...Te quiero.

1 comentario:

  1. Mi querido Arturo:
    El relato corto es uno de mis géneros favoritos y creo que tus letras van urdiendo poco a poco una historia que te atrapa.
    Ya hablaremos.
    Encantada de leer tus letras.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar