Musica

Loading...

miércoles, 24 de agosto de 2011

Desperate and broken, heart has spoken...




Estoy tratando de dibujar algo nuevo, pero sé que no me queda mucho para la autodestrucción, un día querré acabar con todo, poder empezar de nuevo, nuevos nombres, nuevos sitios, otras historias, otros ojos, me siento algo extraño, diferente a como era antes, es otro el que me pregunta como estoy cuando me miro al espejo...

Cierro los ojos y me encanta poder imaginar otro tipo de sol, me imagino una nueva ventana, otra vieja cama, distinta música, siempre tan incomprensible, otro eco que se graba en mi cabeza, otros tipos de luchas, y soy consciente de que estoy muy cerca de que pase todo eso, sé que me puedo romper, y de hecho me romperé, esta vez puede que no haya nadie, no me atrevo a levantar la cabeza...

Dentro de todas las mentiras, esperanzado y esperando, lleno de fuerza y ganas de vivir, suena el sonido de una batalla más, el mar salpica mi cara, podría ser cualquier cosa que me propusieses esta noche, y seguiré junto a quien me sea fiel toda mi vida, en el cielo o en el infierno...

Se acabaron los juegos de ángeles y demonios, al final, se nos quemaron a todos las alas, los cambios tienen cosas buenas y malas, pueden salvarnos o condenarnos, pero depende de nosotros el volar o quemarnos en el infierno, podemos ser cualquier cosa que nos propongamos, podríamos ser el rey y la reina de una noche de verano, o unas gotas de lluvia en un día de enero...

Incluso las rocas más duras acaban rompiéndose, el sol está naranja y ya es tarde,
pero, en otra parte del mundo tendría que estar trabajando...

Desesperado y roto, esperando sin saber el que, dando a quien no lo aprecia, queriendo lo imposible, soñando con lo habitual y bebiendo el mismo alcohol de toda la vida, mientras que el humo entra en mis pulmones, mientras mis ojos ven en el espejo ese maquillaje de tus sueños, siento que me muero poquito a poco,
siento un vacío que no sé rellenar, el último trago fue mortal, mis manos no me responden, mis ojos no se abren y mis oídos escuchan gritos lejanos que no consigo identificar, casi casi cierro las calles de Madrid...

Mientras las alcantarillas de Manhattan,
el metro de Londres, las playas de España,
el idioma de Argentina, la comida de Italia,
el frío de Rusia, el ambiente de Holanda,
el amor de Francia, y todas sus farolas adornando sus adoquines...

Puede que sea capaz de sentir algo más de lo que pensaba,
creo que soy algo más desconocido para mí que todos vosotros,
hermanos y hermanas, podríamos llamarnos, y gritar algo en común, una misma lucha,
algo que recordaríamos toda nuestra vida, un miedo al que vencimos, podríamos ir con las estrellas y escuchar como late nuestros corazones...

No dar lo suficiente, esperar algo como el que espera llover, miedo, miedo a la oscuridad, a levantar la vista y verme tan tan lejos, a que no se acepten mis cambios, y que tarden mucho tiempo en saber que les quería, no decir nada y no parar de hablar, irme y no importarles mi ausencia, o simplemente no estar y que no lo noten, luchar por ellos sin que se den cuenta, pensar que luchas por ellos, y ellos no tienen ninguna guerra, pues entonces tener las armas preparadas y querer tener sus espaldas cubiertas, envidiarles por como son, por lo que tienen, por lo que saben, por como se miran, por como me miran...


No encontrar un buen final, no saber como empezar todo esto, tener vergüenza de decirlo, no hay un buen titulo, en realidad estoy esperando, cosa que nunca he hecho, por miedo a que se me pase la oportunidad, así que aquí estoy tumbado en el suelo del parque más cercano, cansado, mirando las pocas estrellas del cielo, esperando a que venga el final, mirando lo que más deseo, y de nuevo sintiéndome solo...al igual que todos vosotros...

1 comentario:

  1. Bucar un final...Pero Arturo, si la vida...acaba de comenzar! No busques cosas en la vida, deja que la vida te sorprenda!pero eso si, este mundo es demasiado grande para estarse quieto.
    Lo que nos diferencia de los animales, es que hablamos...habla!

    ResponderEliminar