Musica

Loading...

jueves, 3 de marzo de 2011

Escribir y sentir son cosas diferentes...



Llegué y cuando lo hice ahí estaba, no sé dónde, ni sé cuándo. No sé que andaba buscando, pero debía de ser importante, pues me llevó hasta ningún lugar importante. Algún día, el día que estoy esperando y puede que ese día nunca llegue ese día y solo ese día, sabré que es lo que estoy haciendo, que intento decir, qué truán soy, qué haría si no fuese quien creo ser y que estaría dispuesto a hacer por saber si soy ese o soy otro...

En fin,podríamos empezar a buscar qué nos motiva, qué merece la pena y qué demonios queremos para los que no queremos nada.

¿Sabría que hacer si llegase el momento justo?
¿Sé cual es ese momento?

Porque yo se que escribir mucho no es escribir bien, ni escribir algo bueno de vez en cuando no es ser un buen escritor, y sé que la mejor obra es la que más le gusta a uno mismo, mientras voy en busca de eso, dejo esto que no es nada más que palabras, manchas en la pantalla, idéas desahogadas...


Sabré unir algún día las palabras tal y como ellas lo merecen, y no como quiero yo oírlas...¿cómo sé que quiero escuchar esas palabras así?.
¿Perdería el tiempo en algo que para mí no fuera verdaderamente importante?
¿Malgastaría mis pocas palabras con alguien que realmente no las mereciera?
¿Guardaría silencio, o lloraría por alguien que no me mereciese la pena?


Mientras que consigo dinero para papel, tu piel es mi mejor lienzo y tú mis mejores ideas...


Fumo, aspiro despacio todo el humo de mi habitación y dejo sin aire cada rincón,
suspiro, y con ello se va el humo,me arropo con la oscuridad que se apodera de mi alegría, mientras sonrío mas que por felicidad por tontería, y por que sino el mundo sería demasiado triste para seguir fumando...
Es divertido, cuanto sin sentido podemos decir cuando no decimos absolutamente nada, cuando asentimos como borreeeeeeegos, cuando seguimos las huellas de los que fueron antes.
Cuanta felicidad en el loco que al calificarle así, asiente y dice, soy, todo lo loco que la sociedad me permite ser, mientras viva en una sociedad tan cerrada de mente, seguiré siendo solamente un pobre loco, pues solo cuando evolucionemos seré un loco que sonríe sin motivo, como un beso inesperado.

No, no soy loco, solo soy mentalmente divergente, voy más allá, que un simple te quiero, y veo todo lo que ello conlleva, todo su peso, su esfuerzo, su trabajo el merecerlo...Soy simplemente feliz con su mirada, con su sonrisa, sus besos, vale, ahora que lo pienso, puede que si esté un poco loco, pero prefiero seguir como feliz...


Algún día encontraré eso que quiero escuchar. La canción perfecta para estos oídos inconformistas. Y mañana por fin besaré los únicos labios que quiero seguir besando.

2 comentarios:

  1. Mi querido poeta:
    Tienes razón. Escribir y sentir son cosas diferentes, aunque las mejores palabras nacen de un profundo sentir.
    Tienes la madera de ese árbol que promete ascender por encima de nuestras cabezas. Tienes un corazón que estoy segura sabrá reconocer el momento justo. No existe la canción perfecta, sólo el oído sensible para escucharla.
    El maestro llega cuando el alumno está preparado. No es así la frase, pero el sentido seguro te llega.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo creo sentir y escribir son cosas diferentes y a la vez se entrelazan como el día y la noche, como la nada y el todo, no puede existir lo uno sin lo otro, como la búsqueda y el camino, estoy segura que algún día, como dice Carmen te encontrarás en un techo alto y seguirás entregando palabras a todos los que quieran oírlas, los que lean la vida desde dentro con sensibilidad, yo también creo que tu corazón te llevará a un sitio no sólo bello sino intenso y profundo...

    ResponderEliminar