Musica

Loading...

domingo, 8 de noviembre de 2009

Podriamos sonreir por siempre...


Alguien dijo una vez que "nada es para siempre"...

¿Tú en qué te gustaría reencarnarte?Pues no lo se, ahora mismo me pillas un poco fría,pero no sé, hay tantas cosas que me gustaría ser...

Yo lo tengo claro,en la sensación esa que tienes después de besar a la persona que mas quieres,esa sensación que te hace no poder quitar esa sonrisilla que sabe tan dulce...creo que lo llaman felicidad...

¡¡Esa!! esa misma me gustaría ser, ¿por qué no?, después de todo la vida se resume a la búsqueda de la felicidad,y al amor,que es la mayor fuente de felicidad que podemos llegar a tener,ya sea amistad,familiar,o cualquier otro tipo de amor...

Bueno,no sé,puede que sí puede que no...No sé,simplemente no lo se...También me gustaría ser esa sensación que tienes cuando una lágrima te recorre la mejilla,no se, no digo la sensación de soledad, frío, angustia...digo esa sensación de placer, felicidad, calor...esa sensación que se tiene cuando al llorar nos sentimos bien...

Esa tampoco estaría mal...pero,¿a qué viene lo de" nada es para siempre"?

Pues a que todo puede seguir de pie si se pone empeño para ello,por muy difícil que sea...yo quiero ser la sensación de felicidad,se cual sea,y lo seré si lucho por mi sueño,porque ninguno es demasiado grande...

¿Y tu qué sensación te gustaría ser?...

2 comentarios:

  1. Hola Arturo, me encanta leer tus textos, tus historias, tus reflexiones... con ésta en concreto me he identificado, tener la sensación del amor es lo más bello de la vida, incluso si aparece una lágrima, si es de amor, es extraordinario, pero con tus palabras suena mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me gustaría volver a ser algo tuyo. Me parece que tu texto es de una gran originalidad, porque nunca pensé en reencarnarme en una sensación. Es francamente una delicia poder cerrar los ojos y pensar sobre qué sensación me gusaría ser. ¡Hay tantas!
    Y no lo dudes: Ningun sueño es demasiado grande para ir tras él.
    Besos mil.

    ResponderEliminar