Musica

Loading...

domingo, 22 de noviembre de 2009

Solo una vida por vivir y mil historias que contar...


Y se iluminaba el interior de mis ojos cuando el sol se reflejaba en lo alto de la ventana.Se me podía ver tumbado en la cama,con unos pantalones vaqueros manchados con golpes de sangre,y oliendo a alcohol y otros edores inexplicables.La baba me colgaba de la boca todavía caliente,y se podía ver un hilillo de sangre que me acompañaba hasta llegar a las manos.Me levante,y la habitación me daba vueltas,el dolor de cabeza era tal que no recordaba el haberme levantado,busqué con desdén una camiseta,sin suerte,me dirigí al baño arrastrando los pies e intentando no tirar mas cosas al suelo,estaba todo practicamente a oscuras excepto por la luz antes mencionada.Una vez en el baño encendí la luz y note como puñales se me clababan en los ojos,y como la luz escocía en las heridas que no era consciente de tener,pero quemaban.Me lavé la cara como pude,intentando esquibar todos esos cortes,y entre sombras y destellos intentaba recordar por qué tenía toda esa sangre y todos esos cortes y buscaba dolorido algo que hecharme para bajar el dolor pero otra vez no tuve suerte.Por donde iba dejaba todo peor de como me lo encontré.Llegué hasta el salón esquibando botellas de alcohol y algunas colillas de porros.Todavía se podía oler ese ambiente de timba,o de discoteca que habia en mi apartamento,me tiré al sofá como se tira la ropa al cesto de la ropa sucia,alcé la mano con intención de alcanzar el mando del equipo de música,pero no llegué,y lo intenté con la pierna,dándole golpes hasta que lo conseguí,ahora el saxo,la trompeta y el piano también se olían en aquél lúgubre lugar.

Miraba al horizonte por un hueco del enorme ventanuco que había,de vez en cuando un rápido vistazo al reloj que había encima del televisor roto,pero ya está...Estaba como esperando a que entrase algo por la ventana,pero en lugar de eso no hacían mas que irse mis ideas,junto con mis dolores de cabeza,¿algo bueno me tenia que pasar esa mañana,no?.

De repente un enorme y estrepitoso ruido en la puerta de arriba que se abrió de un golpe,alguien andaba por la azotea del edificio,pensaba que solo los tíos con nada que hacer y los currantes se despertaban a las 8,pero me equivoqué,así que despacio,y todavía sangrando por algún corte,me levanté y empecé a subir escaleras arriba.Se oía como un hombre gruñía algo,no distinguí muy bien lo que era,creo que eso fue porque tenía un tímpano algo tocado,y todavía no sabia por qué.Yo me quedé escondido antes de cruzar la puerta de chapa que daba a la azotea,se oyó como se encendía un cigarro y le daba unas cuantas caladas bastante rápido.La ciudad estaba muy callada para ser de día y se podía escuchar como ahora los gruñidos del hombre salían entre dientes de su boca,como andaba de un lado para otro pero de repente cayó,yo abrí los ojos tanto que las heridas de la frente me empezaron a sangrar de nuevo,entonces me asomé para ver si seguía allí(aunque la verdad,no sé por qué lo hice,si no seguía es que se había tirado,y tendría que dar parte de ello,y en el caso de que me viera alguien bajar corriendo para hacerlo,sería sospechoso que alguien bajase después de que un hombre se suicidase,y el que baje estuviera lleno de sangre),asomé media cara,y todavía seguía allí,aunque ahora se encontraba sentado en el alféizar del edificio mirando como el sol se convertía de naranja a amarillo,y como el cielo a su vez de gris oscuro a añil y de éste a morado,hasta por fin llegar a azul clarito.Pasaron unos 20 minutos y él seguía sin moverse,hasta que en cuestión de segundos,me dio por entrar con cuidado.Me presenté y él también,me preguntó que qué hacia allí y que pensaba que solo los tíos con nada que hacer y los currantes se despertaban a esas horas.Yo solté una leve carcajada.Empezamos a hablar,me dijo que vivía justo debajo mía y que esa noche hice mucho ruido.Me disculpé y le dije que no recordaba nada de lo que me pasó.Él me lo explicó,dijo que tube una pelea justo antes de entrar al portal,que me intentaron robar pero que me defendí todo lo posible,pero que me superaban en número,y que si no llega a ser por él y por otro vecino lo más provable es que hubiera terminado mucho peor.Me subieron a mi casa y me dejaron en el sofá,y fue a mitad de la noche cuando empecé a hacer ruido,no se explicaba como tenía cuerpo para mas fiesta,pero que subió una chica a mi casa,el reto me lo imaginé yo solo...Le dí las gracias,y empecé a interrogarle yo,no entendía por qué estaba allí arriba solo,dando vueltas y gruñendo.Me explicó que ayer le despidieron del trabajo,que no puede mantener a su padre en el hospital y se está muriendo,que su mujer le a dejado sin dar señales de vida a excepción de una nota que colgó en la nevera,y que a su hijo le detuvieron porque le pillaron traficando...

Me quedé mirando al horizonte igual que él,y le pregunté que qué hacía aquí arriba,me dijo,levantándose-Pues pensaba suicidarme-se echó hacia atrás como para coger impulso,pero se detuvo y soltó-Pero en lugar de eso,lo que voy a hacer es atarme los cordones,saldré a buscar trabajo,por muy difícil que sea encontrarlo,conseguiré el dinero para que mantengan a mi padre en el hospital,y para sacar a mi hijo de la cárcel...-,-¿Y con tu mujer que vas a hacer?-dije,a lo que me respondió-Ella es muy inteligente,y se habrá ido por lo mal que lo estamos pasando,pero estoy seguro de que está pensando en mí,estoy seguro que recordará la de cosas que he hecho y he dejado de hace por ella,y seguro que vuelve...

Me levante,le dí la mano y nos despedimos,él siguió el camino hasta su casa y yo me quedé en la mía.Me senté en el sofá y vi como el tiempo pasaba.

Dos años mas tarde me encontré de nuevo en un callejón con el que antaño fue mi vecino,estaba destrozado,ni bebía ni se drogaba,simplemente se moría y muy rápidamente,empezamos a hablar de nuevo,y me contó que consiguió mucho dinero gracias a un trabajo que le dieron,pero no lo suficiente,y cada vez necesitaba mucho y mucho mas,y su mujer no aparecía...Un día se cansó de esforzarse y de no recibir nada a cambio,ni un simple gracias...Se le notaba cansado,y respiraba con bastante dificultad,notamos ambos que era su momento,y justo antes de expirar dijo,estoy contento de haberlo intentado,estoy contento de haber vivido por muy duro que fuese...Y se quedó durmiendo encima de un charco,parecía feliz de haber vivido,aunque,como dijo él,hubiese sido tan duro,por lo menos disfrutó de algo que mucha gente añora...Disfrutó de la vida.Me alegro de estar vivo y de poder decirlo.Me alegro de ser esclavo del tiempo,de amores,de miradas y de chismorreos,de palabras buenas e insultos,me alegro de poder decir DEJARME VIVIR COMO QUIERO,QUE LO ÚNICO QUE QUIERO ES MORIR.

1 comentario:

  1. ¡Qué gran historia Arturo! Mientras leía estaba pasando por mis ojos un cortometraje, con sus detalles visuales, el apartamento, la cara del personaje, que nos mantiene en suspense...ese pobre hombre lleno de ganas de luchar... en fin y ese tono humano que nos mantiene vivos, he disfrutado mucho de este relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar